COPA FEDERACIÓN

El Calvo Sotelo Puertollano tumba al poderoso Real Murcia con un gol en la prórroga

FOTO: Real Murcia. FOTO: Real Murcia.

El Calvo Sotelo Puertollano de Tercera hizo la proeza de la tarde tras imponerse al poderoso Real Murcia de Segunda B en la Nueva Condomina -rebautizado como estadio Antonio Roca- en la prórroga. Tras un partido de mucho esfuerzo y sufrimiento, el cuadro azulón supo aprovechar su gran ocasión para marcar y tumbar al vigente campeón de una Copa Federación en la que los ciudadrealeños siguen adelante. 

El partido comenzó con un susto para el Calvo Sotelo Puertollano. Nada más empezar, en el minuto 4, un centro de David Segura lo remató Pablo Haro, acudiendo Chumbi con la caña para remachar un gol que el colegiado anuló por fuera de juego. Mejoró tras este aviso el cuadro azulón, intentando sacar provecho del balón parado mientras Chumbi seguía empeñado con amargarles la fiesta a los industriales. 

Con todo, las opciones del delantero acababan en disparos imprecisos o bien atajados por Reguero para que los visitantes llegaran al descanso con el 0-0 en el marcador. Sólo Domenech pudo romper el dominio del Real Murcia, pero el atacante cabeceó por encima del larguero de Josele en la ocasión más clara del Calvo Sotelo Puertollano. 

Orden y seriedad

En la segunda mitad, el Calvo Sotelo Puertollano se enfrentó a otros 45 minutos en los que se esperaba un asedio importante de los pimentoneros. Para la reanudación, además, se tuvo que quedar en el vestuario Reguero, dejando su puesto bajo palos a Ernesto. No tardó en tener trabajo este último, puesto que primero tuvo que detener un potente zapatazo de Iván Pérez y después reaccionar bien al cabezazo de Antonio López a la salida de una falta. 

A partir de entonces, fue cobrando más aplomo un cuadro industrial que también se animó a poner en dificultades a Josele. El primero en hacerlo fue Valdivia, pero sus dos lanzamientos salieron en ambas ocasiones desviados por muy poco. Con todo, fue el Real Murcia el que pudo llevarse el gato al agua a siete minutos del final. Edu Luna, a la salida de un córner, consiguió conectar con la pelota, pero su remate salió alto para confirmar que se jugaría una prórroga. 

Un despiste de oro

En el tiempo extra, al Calvo Sotelo Puertollano no le quedó más remedio que dar un paso atrás ante el empuje de un Real Murcia que parecía más entero físicamente. Especialmente en el primer tiempo de la prórroga, en el que los azulones apenas pisaron campo contrario. Cuando lo hicieron, eso sí, bien pudieron decidir el choque, tras un pase filtrado al espacio de Valdivia al que no llegó por poco Julio, a quien el portero se lo llevó por delante. Con todo, el colegiado señaló previamente una falta sobre el pasador y evitó tener que expulsar al cancerbero en caso de haber tenido en cuenta la falta posterior. 

Más allá de este aviso, no se registró ninguna ocasión más de mérito y todo quedó por decidir en la segunda parte de la prórroga. Entonces, tras la reanudación, el Calvo Sotelo Puertollano aprovechó su gran oportunidad del choque nada más comenzar. En el minuto 106, un fallo fatal de Antonio López en su intento de cesión con la cabeza lo aprovechó Hendrio dentro del área para meter el pie y establecer el 0-1. 

El gol dejó noqueado a un Real Murcia que se fue al ataque descuidando su retaguardia. No le valía el resultado al conjunto local y los azulones sacaron fuerzas de donde no quedaban para tirar varios contragolpes peligrosos. Fue Iván Limón el jugador más activo en esta tarea, disfrutando incluso de un mano a mano que desbarató Josele para sentenciar. Con todo, los industriales no lo necesitaron para tumbar a un rival poderoso, de los importantes de Segunda B, para seguir adelante en la Copa Federación. 

Compartir