TERCERA DIVISIÓN

La emotiva visita de un exjugador del CD Toledo a las personas que le salvaron la vida

No todos los días se recibe una visita tan emotiva como la que han disfrutado este viernes los miembros del Hospital Virgen de la Salud. Y es que el exjugador del CD Toledo, Lassad Nouioui, ha querido volver a la Ciudad Imperial para reencontrarse con algunos de los profesionales que literalmente le salvaron la vida. 

Y es que el internacional tunecino quiso aprovechar su estancia fugaz en la ciudad para acudir al centro hospitalario en el que tuvo que ingresar el curso pasado después de un desfallecimiento durante un entrenamiento. Una situación que incluso hizo temer por su vida, pero que finalmente fue resuelta por la rápida actuación en el propio Salto del Caballo primero, y por la inestimable labor de los sanitarios toledanos después. Por ello, Lassad ha querido pasar por la Unidad de Cuidados Intensivos del Virgen de la Salud para saludar y, sobre todo, agradecerle su labor a los profesionales que le han brindado una oportunidad de seguir adelante con su vida. 

Un momento durísimo

Cabe recordar que el jugador del CD Toledo cayó desplomado en un entrenamiento con el cuadro verde en el Salto del Caballo. Inmediatamente, Pablo Alcolea, compañero de equipo y con conocimientos sanitarios, hizo las primeras labores de reanimación que prosiguieron con la rápida actuación del personal del Parque de Bomberos, que se encuentra a sólo unos metros del estadio. 

Posteriormente, fue trasladado al hospital, donde permaneció varias hasta que consiguió salir por su propio pie. Eso sí, su carrera como futbolista de elite quedó truncada a causa de lo sucedido, algo que para el propio Lassad quedaba en un segundo plano después de haberse visto en una situación tan crítica. Ahora el futbolista se encuentra muy recuperado y, sin duda, verle de nuevo por la ciudad haciendo vida normal es la mejor noticia que ha tenido el CD Toledo. Y no sólo de 2018, sino de buena parte de sus 90 años de historia, puesto que ningún éxito deportivo, por grande que éste sea, está por encima de la vida de una persona. 

COMPARTIR: