14 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SEGUNDA DIVISIÓN

Victoria contundente del Quesos El Hidalgo Manzanares en un partido redondo

FOTO: Quesos El Hidalgo Manzanares
FOTO: Quesos El Hidalgo Manzanares

El Manzanares FS Quesos El Hidalgo ofreció ante el Noia Portus Apostoli su mejor versión en lo que va de temporada, el partido más completo desde la ya lejana final del Trofeo Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. El equipo de Chema Jiménez, intenso y concentrado durante los 40 minutos, se llevó tres puntos de oro ante un rival que llegaba invicto al ‘Antonio Caba’ y que a pesar de la goleada final (7-3), dejó también muy buenas sensaciones sobre la cancha.

Además de la intensidad y concentración a las que Jiménez apelaba en la previa, el Manzanares, por primera en casa en lo que va de temporada, consiguió ponerse por delante en el marcador y no tuvo que remar a contracorriente. Lo hizo en el 7 con un tanto de Chus, que batió de tiro raso y por debajo de las piernas al portero visitante, Álex Pérez. La alegría duró poco, apenas dos minutos. El ciudadrealeño Quílez ganó la espalada a la defensa y, casi sin ángulo, descerrajó un disparo cruzado que sorprendió a Dani Juárez para poner las tablas en el electrónico. El Manzanares no se vino abajo siguió merodeando el área gallega con peligro hasta que llegó el 2-1 en el 12 por mediación de Nacho Gil, que aprovechó en el segundo palo una gran asistencia del capitán Kiki, inmenso durante todo el partido en labores defensivas.

Noia inició el partido con una presión asfixiante que dificultó durante algunos minutos la circulación de los locales. Sin embargo, el Manzanares encontró una rápida solución para escapar de la tela de araña tejida por Marlon Velasco descargando balones al pívot, donde Daniel y un excelso Otero daban oxígeno a sus compañeros y se convertían en la punta de lanza de las ofensivas manchegas. Con esta vía de escape y mucha seriedad en el juego para minimizar los errores, el conjunto de Chema Jiménez se marchó a los vestuarios con ventaja en el marcador. Armando fue otro de los hombres destacados en esta primera mitad.

Segunda parte

En el comienzo del segundo acto, los dos equipos dispusieron de ocasiones claras, pero fue el Manzanares el que rompió el partido en apenas 60 segundos, entre los minutos 27 y 28, con dos goles que allanaron el camino de los locales hasta la ansiada victoria. El 3-1 fue obra también de Nacho GilOtero tiró de calidad y corpulencia para aguantar un balón al borde del área hasta que llegó el ala de Talavera de la Reina para batir de un punterazo certero al meta de Noia. Otero fue igualmente protagonista en el cuarto: robó un balón en campo contrario, lo protegió con el cuerpo y lo envió con suspense hasta el fondo de las mallas. Con el 5-1, una volea de Chus a la salida de un córner, el choque quedó prácticamente sentenciado en el 30.

El Noia no bajó los brazos. Tras el 5-1, con 10 minutos todavía por delante, Marlon Velasco sacó a Antonio Diz de portero jugador, pero la defensa manchega aguantó con mucho oficio y acierto las primeras embestidas. Los gallegos recortaron distancias con un gol en propia puerta de Mimi, que a pesar de estar renqueante salió a echar una mano para defender el juego de cinco, y otro de Pizarro, de fuerte disparo, que llevó cierta intranquilidad a la grada a falta de poco más de dos minutos para el final.

Un claro penalti sobre Nacho Gil, que tiró de garra para robar el balón, de calidad para driblar a Álex Pérez y que fue derribado cuando se disponía a empujar el balón a la red (el capitán Palmas fue expulsado por esta acción), despejó los nubarrones y eliminó cualquier atisbo de esperanza visitante de remontar el partido. La pena máxima la transformó Chus para firmar su primer 'hat trick' con la camiseta del Manzanares. La guinda la puso Otero con el 7-3 cuando apenas restaba un minuto para el final. Con este tanto, el pívot de Coslada de convierte en el máximo goleador del Manzanares en Liga Nacional de Fútbol Sala con 25 dianas, una más que el capitán Kiki.

COMPARTIR: