17 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

MUY VINCULADO A CUENCA

El entrenador Joaquín Caparrós confiesa que padece una grave enfermedad

FOTO: LaLiga
FOTO: LaLiga

No es de Castilla-La Mancha, pero casi. Se trata del entrenador de Primera División, en el banquillo del Sevilla, Joaquín Caparrós. Y después del encuentro de su equipo frente al Real Valladolid ha realizado una sobrecogedora confesión en sala de prensa. El preparador ha aprovechado la comparecencia pública para revelar que padece leucemia crónica, una enfermedad que, no obstante, no le va a impedir seguir desarrollando su actividad profesional. 

Así lo ha explicado con cierto tono de humor mezclado con seriedad al indicar que "quiero aclarar ha habido una serie de comentarios; me hierve la sangre roja pero ha habido un pique entre la sangre roja y la blanca. Tengo una leucemia crónica, pero no me impide para nada en mi profesión y hago mi vida normal". Sobre la enfermedad, ha insistido en que "me han cogido a tiempo y no tengo ni tratamiento". 

El entrenador ha repetido que "quiero disfrutar de mi profesión. Dar las gracias a mis jugadores, al club y al presidente. Gracias a la dirección deportiva y quiero disfrutar como entrenador. Y enchufado más que nunca. No voy a hablar más del tema. Para que todo el mundo se quede tranquilo". 

Muy ligado a Cuenca

Cabe recordar que Joaquín Caparrós inició su carrera como técnico en Cuenca, donde colgó las botas como futbolista y comenzó a formarse como entrenador. Tras debutar en el San José Obrero, ocupó los banquillos de Conquense en dos etapas diferentes, Campillo, Motilla, Gimnástico de Alcázar y Manzanares en sus primeros años en la profesión.

Esta etapa marcó para siempre la vida Caparrós, quien siempre que puede sigue visitando Cuenca, donde además mantiene su vivienda. 

COMPARTIR: