18 de diciembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SEGUNDA DIVISIÓN B

Onésimo ve al Toledo reforzado para medirse a un rival "muy especial"

FOTO: CD Toledo
FOTO: CD Toledo

La victoria ante el Coruxo fuera de casa, la primera de la temporada y además con portería a cero, ha reforzado la moral del CD Toledo de cara al encuentro frente a la Ponferradina de esta semana. Un partido en el que, de nuevo, los verdes volverán a padecer una plaga de lesiones que no se han quitado de encima en toda la temporada. 

Onésimo Sánchez, técnico del cuadro capitalino, admite que ante las bajas "vamos a intentar subsanar cosas". La intención prioritaria es recuperar a algún futbolista antes del domingo pero, en cualquier cosa, el entrenador insiste en que "sacaremos un equipo competitivo" para "ganar dos partidos seguidos, que sería una muy buena noticia". 

De los que están tocados, el único que podría llegar al encuentro es De Lerma. El resto siguen trabajando al margen salvo Barranco, que entra esporádicamente con el grupo. Antón y Echaide, por su parte, se encuentran descartados también para el encuentro frente al cuadro leonés. 

Un rival especial

Para Onésimo, la Ponferradina "es un equipo especial al que no le están saliendo las cosas". Indica que "juegan de una manera especial, diferente, pero es un equipo que es poderoso y puede despertar para ganar a cualquiera en cualquier momento". Ganar a los leoneses, eso sí, sería "importante" porque para el preparador es "uno de los mejores de la categoría", a pesar de su posición en la tabla. 

Sobre la forma de jugar, destaca que "juegan con tres líneas de tres con un punta, ocupando de una forma diferente las bandas", pero Onésimo insiste en que el rival "nos condiciona lo justo" porque quiere darle protagonismo a su manera de plantarse sobre el césped. Lo que sí tiene claro es que "se verá un buen partido porque somos dos buenos equipos que damos importancia a mandar". 

Respecto al estado de ánimo de los suyos, ha cambiado de manera sustancial porque "los chicos necesitan un refuerzo tangible y lo tuvimos el otro día", con la victoria ante el Coruxo. Y es que no duda en señalar que "en el aspecto mental mental, esta semana ha sido una de las mejores", un impulso que se quiere aprovechar para lograr el segundo triunfo consecutivo y encarar el último envite del año plenos de moral. 

COMPARTIR: