SEGUNDA DIVISIÓN B

El Socuéllamos vuelve goleado del Nuevo Vivero de Badajoz

FOTO: Captura de CMMedia. FOTO: Captura de CMMedia.

Mala mañana la que tuvo el Yugo Socuéllamos en el Nuevo Vivero. El cuadro ciudadrealeño se volvió goleado por un Badajoz que adquirió ventaja con fortuna y después sentenció en una segunda parte en la que los visitantes se abrieron. Lo cierto es que los castellano-manchegos no realizaron mal partido, pero la diferencia de pegada entre ambos fue determinante. 

Comenzó el partido con el Socuéllamos a buen tono, teniendo un buen acercamiento en las botas de Kike Domínguez cuyo centro no cazó Santos. Este último también remató con peligro un saque de esquina posterior, pero se le marchó fuera. La diferencia de fortuna quedó evidenciada en el minuto 8, cuando un centro de Corredera lo desvió hacia so propia portería Ramón estableciendo el 1-0. El tanto fue un mazazo para los ciudadrealeños. 

Por unos segundos quedó aturdido el cuadro visitante, que recibió un nuevo aviso con un lanzamiento fuera de Otegui. Con todo, se fueron reponiendo y teniendo poco a poco más presencia sobre la portería contraria. De hecho, Stevens tuvo la posibilidad de equilibrar la contienda con un lanzamiento muy claro que desbarató Kike Royo

A pesar de esta reacción, fue el Badajoz el que acabó mejor la primera parte. En los instantes previos al descanso, Nikolov tuvo que intervenir primero para abortar un remate en un córner muy cerrado y después para negarle el tanto a Santamaría. 

Segunda Mitad

En la segunda parte, otra vez el Socuéllamos empezó con una marcha más que un Badajoz que parecía sentirse cómodo. De hecho, a pesar del dominio y los acercamientos visitantes, eran los locales los que tenían las oportunidades más claras. Guzmán Casaseca pudo hacer el segundo en una acción en la que Nikolov le tapó a la perfección el mano a mano, mientras que Megías daba la réplica con un remate que estuvo a punto de convertirse en el empate. 

Pero este escenario suele acabar beneficiando al que más pegada tiene y ese este domingo era el Badajoz. En el minuto 71, Tomás Sánchez trazó una buena pared por la izquierda y desde la línea de fondo sacó un centro perfecto al área que Clemente remató entrando con potencia desde atrás. Inmediatamente después, sin dejar espacio a la reacción, los pacenses hicieron el tercero, obra de Pascual con una magistral falta directa. 

Con el Socuéllamos prácticamente desarmado y entregado, el Badajoz incluso se permitió el capricho de ampliar su renta. Lo hizo desde el punto de penalti, transformando Aquino una pena máxima que acabó dejando la goleada en un doloroso 4-0 para los azulones. 

Compartir