HABÍAN DENUNCIADO ALINEACIÓN INDEBIDA

Competición desestima la impugnación del Torredonjimeno y el Calvo Sotelo sigue adelante en Copa

Foto: Calvo Sotelo Puertollano Foto: Calvo Sotelo Puertollano

La Jueza Única del Comité de Competición ha dado la razón al Calvo Sotelo de Puertollano, ante la impugnación presentada por el Torredonjimeno, por presunta alineación indebida del delantero Abraham Arcos, en el encuentro correspondiente a los octavos de final de la Copa de la RFEF, que acabó con un 5-2 favorable a los ciudadrealeños.

Abraham fue expulsado en el último encuentro de liga jugado contra el CD Quintanar del Rey por doble tarjeta, lo que le ocasionaba un partido de suspensión.

Además, el Comité de Competición le sancionó con otros seis encuentros, cuatro por, según la redacción del acta, “agarrar, empujar o zarandear, o producirse con actitudes levemente violentas en contra de los árbitros”, y dos partidos más, por “dirigirse a los árbitros en términos o actitudes de menosprecio o de desconsideración”.

Por lo tanto, el conjunto jienense presentó impugnación, al entender que el jugador sevillano debiera de haber cumplido su sanción y, por lo tanto, ésta se debería haber cumplido unitariamente en cualquier competición y no como argumentaba el Calvo Sotelo, que consultó a la Jueza del Comité de Competición, quien les informó que estaba “habilitado por haber ya cumplido cuatro encuentros calificados como graves en la Copa de la RFEF”.

Así pues, los tres partidos que le quedan, al ser de carácter leve, debe cumplirlos “únicamente en liga”, con lo que los puertollaneros disputarán este miércoles (19:00 horas, en el Ciudad de Puertollano, Nuevo Cerrú), el encuentro de cuartos de final, que les enfrentará contra el UCAM de Murcia, que superó (0-1) al Formac Villarrubia. 

Compartir