TERCERA DIVISIÓN

El Villarrubia disipa el 'efecto Calleja' en el Toledo y La Roda vence en Guadalajara

FOTO: CD Toledo
FOTO: CD Toledo

CD Guadalajara 0-1 La Roda

La Roda se llevó los tres puntos de Guadalajara en un partido poco vistoso que acabó cayendo de su lado merced a un tanto de Ribalta. El cuadro rojillo aprovechó un contragolpe certero para sumar tres puntos muy valiosos en su carrera por meterse en la fase de ascenso. 

Lo cierto es que la primera parte resultó muy sosa, con escasas ocasiones y con el juego muy trabado. Poco espectáculo en un duelo en el que brillaron por su ausencia los acercamientos claros a las porterías. 

El decorado cambió en la segunda parte. Parecía que La Roda se quedaba en una situación crítica con la expulsión por doble amarilla en el 48, tras derribar Felipe a Óscar Cabo. Sin embargo, diez minutos después aprovechaba un contragolpe Perico par enviar sobre la posición de Ribalta, que se mostró muy eficaz para anotar el 0-1. El Guadalajara se lanzó entonces al ataque, siendo su ocasión más clara un pase de Samu que la zaga rojilla estuvo a punto de meterse en su propia portería. No sucedió así y se acabó consumando la victoria visitante. 

Villarrubia 4-3 CD Toledo

El Formac Villarrubia se llevó la victoria en uno de los mejores partidos de la jornada en Tercera. Y lo hizo después de remontar un 0-2 en contra y de, con 3-3 y uno menos sobre el terreno, lograr el tanto del triunfo en el último minuto. Un duelo de poder a poder en el que los verdes pagaron irse del choque durante ocho minutos que le dieron la vuelta a un duelo que tenían controlado. 

Comenzó el choque con mucha igualdad, aunque con los visitantes un punto por encima de un Villarrubia al que le costaba salir de su campo. Con todo, las ocasiones brillaron por su ausencia y ninguno tentó con demasiado acierto la meta contraria. De hecho, la primera ocasión que terminó en gol nació de una acción aislada. Pasada la media hora de juego, un balón largo sobre Gavilán lo controló el delantero, esperando el derribo de Charlie. El colegiado señaló la pena máxima y Antón la lanzó para establecer el 0-1. 

Con ventaja para los verdes y con los locales sin reaccionar se llegó al tiempo de descanso. Tras el entreacto, volvió a salir mejor el CD Toledo, con un acción de Cifu que acabó en un pase a Gavilán que el delantero envió fuera con todo a favor. Respondió el Villarrubia con una volea defectuosa de David Herrera, pero fue un espejismo porque los verdes iban a refrendar su dominio con el 0-2. Un balón rechazado acabó de nuevo en el área y por allí apareció Rubén Moreno para cazarlo y meterlo en la jaula. 

Lejos de sentarle mal, al Villarrubia le despertó el 0-2. Y es que los locales reaccionaron de inmediato y, en apenas ocho minutos, le dieron la vuelta al choque por completo. Primero fue Nico Cháfer el que cazó un balón enviado al área por David Herrera que la zaga no supo sacar para recortar distancias.

Acto seguido, Pituli mandó una falta a la olla y Germán, en su intento de despeje, remató contra su propia portería el 2-2. En su aturdimiento del CD Toledo pudo encajar el tercero en una acción de Carlos Martínez que Nando Copete remachó al poste. Sin embargo, los verdes tocaron fondo en el 70, cuando Pituli recogió un balón dentro del área y lo colocó con una rosca perfecta en la red. 

El cuadro de Calleja no tardó ni dos minutos en equilibrar el envite. En una jugada personal, Iván Bueno ganó la línea de fondo y se internó en el área. El extremo, prácticamente sin ángulo, batió a Manolo con un lanzamiento excepcional. El partido estaba loco y podía caer para cualquier lado. De hecho, pudo deshacer la igualada el Villarrubia en el 84, pero tras el tiro de Domenech rechazado por Machuca, Pablo Jiménez estrelló el balón en el palo. 

Precisamente, este último cometió una falta innecesaria cuando ya tenía una tarjeta amarilla y se tuvo que marchar a los vestuarios antes de tiempo. Se envalentonó el CD Toledo entonces con uno más, disponiendo de una oportunidad de Rubén Moreno que acabó en las manos de Manolo. Sin embargo, en el minuto 89, una falta lejana la botó en largo el Villarrubia, pillando por sorpresa a la defensa visitante. Pituli realizó un excelente control orientado escapándose de Cifu por la espalda y Germán llegó muy tarde para corregir y evitar un gol marca de la casa del villacañero. Fue el 4-3 que sirvió de colofón a un gran encuentro y que acabó con el 'efecto Calleja' en la primera prueba seria para el nuevo entrenador de los capitalinos.

 

COMPARTIR: