TERCERA DIVISIÓN

El Villarrubia remonta al Ibañés para volver a la senda de la victoria

FOTO. Formac Villarrubia
FOTO. Formac Villarrubia

El Formac Villarrubia tuvo que sufrir y remontar para volver a la senda de la victoria. Y es que los ciudadrealeños tuvieron en el Atlético Ibañés a un hueso duro de roer que, incluso, llegó a adelantarse en el marcador. Sin embargo, la insistencia de los locales acabó dando sus frutos para que los de Javi Sánchez saborearan de nuevo un triunfo que les permite seguir el pulso de la cabeza. 

El partido no comenzó bien para un Villarrubia que, no obstante, comenzó avisando con un remate de Toni que salió fuera por poco. Eso sí, fue el Ibañés el que golpeó primero, con contundencia, en el minuto 13. Pruden se sacó un excepcional disparo desde más de veinte metros que se acabó colando en la meta local, suponiendo el 0-1. 

Le tocaba tirar de carácter a un Villarrubia que venía de algún resultado, pero nada como un gol para recuperar las sensaciones positivas. Así les sucedió a los locales en el minuto 27, cuando Nico Cháfer botó una falta envenenada que se acabó metiendo en la portería sin que nadie llegase a tocar la pelota. En apenas un cuarto de hora habían reaccionado los blanquiazules, que tuvieron el 2-1 a cinco minutos del descanso. Sin embargo, el primer remate de Nando Copete se estrelló en el poste y Diop no acertó a deshacer el empate en el rechazo. 

Segunda mitad

En la segunda parte, el Villarrubia salió con el mismo tono que había terminado la primera. De esta manera, muy pronto, en el minuto 53, Barbero se encargó de meter el miedo en el cuerpo de un Atlético Ibañés al que el poste le volvía a salvar. Estaban mereciendo la remontada los locales y encontraron el camino para conseguirla al cuarto de hora de la reanudación. Fue gracias a una buena combinación en la Copete cedió a Pablo y éste encontró a Barbero, que se encargó, esta vez sí, de llevar el 2-1 al marcador. 

A partir de entonces, el Villarrubia pasó a controlar un partido en el que las interrupciones crecieron y el ritmo bajó. En especial, tras la expulsión de Barbero, que dejó al cuadro local con diez en el tiempo de descuento. A pesar de este imprevisto, los ciudadrealeños supieron gestionar bien la situación para dejar en casa tres puntos que les permiten volver a la buena tendencia. 

COMPARTIR: