17 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

FÚTBOL

El Albacete pone a prueba su candidatura al ascenso directo en casa del líder, el Osasuna

FOTO: Albacete Balompié
FOTO: Albacete Balompié

El Albacete, segundo clasificado de la Liga 1|2|3, se mide este sábado al primero, Osasuna, y el entrenador albaceteño, Luis Miguel Ramis, ha reconocido que, "desde principios de temporada, perseguíamos jugar partidos importantes como el del fin de semana para ilusionar a nuestra gente". Aunque el objetivo primordial del club blanco, a comienzos de campaña, era firmar la permanencia, su buena trayectoria le ha llevado a jugarse el subir a Primera de manera directa o los 'play off' de ascenso, a falta de siete jornadas.

Ramis ha indicado este jueves que, en esta recta final, "habrá muchos enfrentamientos directos" y ello conlleva que "todo lo que sea sumar semana a semana conlleve mucho valor", lo que otorga a este enfrentamiento un carácter "súper importante", ha aseverado. El técnico de Tarragona ha expresado su admiración por un rival del que ha destacado que "tiene pocas grietas" y que "te exige muchísimo, porque siempre aparece su calidad, vaya por delante o por detrás en el marcador”, ha reflexionado.

Además, ha ensalzado la trayectoria de puntos que acumula el conjunto navarro, pues entiende que, "si no llega a ser por el ritmo que llevan, posiblemente, nosotros iríamos primeros" en la clasificación. Ramis ha enfatizado también que, "aunque ganen, matemáticamente no será definitivo", pero ha admitido que, perder ante el cuadro rojillo, "moralmente sería un golpe importante".

El técnico del Albacete ha prometido que su equipo viaja a tierras pamplonicas "a demostrar que estamos capacitados para competir este tipo de partidos con mucha humildad y trabajo" y sin pensar en que el Osasuna no ha perdido todavía en su estadio, "porque este año hemos reventado las estadísticas y queremos seguir haciéndolo", ha concluido.

COMPARTIR: