17 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SEGUNDA DIVISIÓN B

Derrota dolorosa para un Conquense que se queda en una situación límite

FOTO: UB Conquense
FOTO: UB Conquense

Derrota dolorosa para el Conquense en La Fuensanta ante el Lleida que le deja en una situación muy complicada. Y es que los blanquinegros necesitaban estos tres puntos para salir de una zona de descenso de la que no consiguen zafarse. Así, se avecinan semanas de mucho sufrimiento para los castellano-manchegos en las próximas jornadas, que dictaminarán si continua una campaña más en Segunda B.

El encuentro comenzaba con novedades en el once por parte de Cesar Láinez que daba entrada a Chrisantus y a Jorge Fernández que volvía tras cumplir sanción. Así con dos puntas el entrenador buscaba una victoria para ampliar escapar del descenso. El choque empezaba con un Conquense que desde el primer momento mostraba sus cartas, con un Jorge Fernández omnipresente, y buscando la espalda de la defensa con Chrisantus y Pablo Aguilera.

Así pronto se pondría de cara el partido con un balón sensacional de Gerica que dejaba a Chrisantus solo ante el guardameta, que cometía penalti sobre el delantero. Jorge Fernández en el minuto 9 engañaba al guardameta y lograba el 1-0 favorable para el Conquense que tras el tanto controlaba el partido y mantenía al Lleida con pocas opciones de gol. Unas pocas opciones que daban tranquilidad a una Fuensanta enganchada al equipo y animando en todo momento.

Superada la media hora una de las pocas opciones del Lleida terminó en el empate a uno que el colegiado atribuye a Pablo Coscolín en propia puerta. Con el empate la Balompédica tuvo ocasiones para adelantarse antes del descanso, pero de nuevo la fortuna les resultó esquiva a los blanquinegros, que se marcharon a los vestuarios el 1-1 en el marcador. 

Segunda Parte

Nada más arrancar la segunda mitad, Marqueta se veía obligado a intervenir y en la segunda jugada el rechazo favorecía a los catalanes, que volvían a obtener recompensa en forma de gol en propia puerta, en esta ocasión de Maxi Amondarain. Con el resultado en contra el Conquense buscó el empate de forma constante e incansable. A balón parado, en centros laterales pero la falta de fortuna y el acierto del la zaga del Lleida terminaban impidiendo un tanto que no llegaría.

Así los de Cesar Láinez deberán retomar la senda de la victoria el sábado a las 18:00 en casa del Hércules, otro de los equipos que ocupan plaza de 'play off' de ascenso y que se convertirá en un duro hueso para un Conquense al que el margen para salir de la quema se le está agotando.

COMPARTIR: