SEGUNDA DIVISIÓN B

El Villarrubia no puede con un Badajoz que se mostró muy superior en el Nuevo Vivero

FOTO: Captura de CMMedia. FOTO: Captura de CMMedia.

El Formac Villarrubia no pudo con un CD Badajoz que demostró su superioridad en un partido donde se bailó al ritmo de la música que tocaron los pacenses. Y es que los ciudadrealeños no se sintieron cómodos en ningún momento y apenas pudieron poner en aprietos a un cuadro blanquinegro que es uno de los firmes candidatos a subir de categoría. 

Comenzó el partido con un conjunto extremeño más metido y sabedor de lo que tenia que hacer para que los tres puntos no volaran de su casa. De hecho, ya en el minuto 7 tuvo una primera oportunidad en las botas de Antonio Otegui, pero su disparo salió fuera por muy poco. 

Apenas cinco minutos después no perdonó el CD Badajoz. En una jugada por la derecha, la pelota acabó llegando a los dominios de Jesús Clemente, que no tuvo problemas para definir con seguridad y establecer el 1-0. Lejos de producirse la reacción de los visitantes, fueron los pacenses los que pudieron ampliar su renta, pero se toparon con las buenas maneras de Xabi Irureta para detener un disparo de Adilson. Por su parte, al Villarrubia apenas le daba para defenderse y para tirar alguna ofensiva con Fran Minaya como protagonista, pero sin ser reseñable como para generar peligro. 

Sin mordiente

En la segunda mitad, nuevamente fue el Badajoz el que llevó la voz cantante y el que salió dispuesto a ampliar su renta para evitar un final de partido accidentado. El Villarrubia, por su parte, seguía sin sentirse cómodo y no lograba salir con frescura de su campo, concediendo varias acciones a balón parado que le acabaron pasando factura. 

En una de ellas, en el minuto 65, un saque de esquina botado muy pasado y al segundo palo no acertó a tocarlo Xabi Irureta en su salida. Por allí entró sin ningún tipo de vigilancia Dani Aquino, quien puso la cabeza para rematar prácticamente en la línea el 2-0 y dejar el choque visto para sentencia. 

No en vano, de ahí hasta el final los pacenses se limitaron a controlar y a dejar sin ideas a una vanguardia del Villarrubia que vio reducido al mínimo su bagaje ofensivo. Sólo algún remate fuera por parte de Beltrán y acciones a balón parado bien resueltas por la zaga local pudieron meter en el partido a un cuadro ciudadrealeño que acabó cediendo. 

Compartir