19 de octubre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ENTREVISTA

El consejero delegado del Albacete desvela cuál fue el "gran fichaje" que le permitió volver a Segunda

Varela, en el centro, en la presentación de las equipaciones
Varela, en el centro, en la presentación de las equipaciones

El consejero delegado del Albacete, Víctor Varela, ha admitido en entrevista concedida a la Agencia Efe que "el primer gran fichaje" que realizó el club "fue saldar la deuda para poder competir en Segunda división".

Y es que, tras la llegada del grupo Skyline al cuadro albaceteño el pasado 17 de julio, la nueva propiedad se puso manos a la obra para competir "al mismo nivel" con otros clubes, porque el ascenso "se había conseguido deportivamente, pero no se había logrado administrativamente debido a la deuda con Hacienda, que no permitía inscribir al equipo en la categoría", ha explicado Varela.

El consejero delegado, que no ha querido hablar de cifras, ha relatado que se ha realizado una "inyección económica importante" y ha señalado como una de las metas de su directiva que "el club sea autosuficiente".

"Nuestra asignatura pendiente consiste en aumentar el número de abonados, la venta de camisetas y merchandising, pero requiere de más tiempo", se ha excusado el dirigente malagueño, quien con experiencia en marketing y comunicación en el Málaga y el Alcorcón ha lamentado especialmente que "esta temporada hayamos generado menos ingresos con la venta de abonos, de entradas y de camisetas que la última temporada en Segunda".

El aumento de la "aportación societaria" y la llegada a "acuerdos comerciales" ha permitido que la institución albaceteña se haya situado en una zona medio-baja (decimoquinto puesto) de esta particular clasificación presupuestaria de la Liga 1/2/3 y que, según Varela, ha sido posible por el "pago de la deuda".

"El Albacete, siendo un recién ascendido, tendría que estar el último de esta clasificación y, teniendo en cuenta que hemos liberado esa deuda, tendríamos que estar los últimos con diferencia", ha mantenido.

Futuro, apuesta y entrenador

Como propuestas para un futuro a largo plazo, ha enumerado "la creación de una grada de animación" y que el Albacete "sea un equipo de mitad de la tabla en cuanto al límite salarial", aunque ha reiterado que para ello deben "incrementar los ingresos".

Contar con "deuda cero" es considerado "fundamental" por los nuevos gestores para desarrollar un Albacete "viable y sostenible" que, además, se convierta "en un modelo referente en el fútbol español", ha añadido el consejero delegado.

El propósito es que los aficionados blancos destierren de su vocabulario términos como "liquidación, desaparición y descensos administrativos".

En cuanto a nombres de su plantilla, ha reconocido que el delantero Espíndola es su "gran apuesta" porque, desde la óptica de Varela, "es un delantero de altísimo nivel, de los que hay pocos en la competición, pero necesita un tiempo de adaptación", ha aclarado.

Tras asentar al club, el consejero delegado ha explicado que el siguiente paso será lograr una "mayor identidad" del club con sus aficionados y, para ello, el Consejo de Administración pretende crear "un Consejo Consultivo con personas que tengan la capacidad de generar más arraigo al club".

De igual forma, ha creído que "la cantera tiene que crecer" al tiempo que "debe convertirse en el orgullo que generó en el pasado".

También ha opinado que la llegada de Enrique Martín como nuevo entrenador de la primera plantilla "ha sido importante, ha servido como revulsivo, dándole a los jugadores confianza y esa sensación de limpiar la mente tras muchos cambios".

Varela ha concretado que se decidieron por Martín en sustitución de José Manuel Aira "no sólo por su conocimiento de la categoría y amplia experiencia, sino por su método de liderazgo, y fue la primera opción", ha confesado.

COMPARTIR: