PLAY-OFF A SEGUNDA B

El Villarrobledo sabe sufrir en Segovia, gana y estará en el bombo de Las Rozas

FOTO: Gimnástica Segoviana
FOTO: Gimnástica Segoviana

El CP Villarrobledo demostró su capacidad de sufrimiento en Segovia para acabar imponiéndose también en el duelo de vuelta de la segunda eliminatoria de los 'play off' y ya se encuentra un poco más cerca del ascenso. El conjunto rojillo aguantó las embestidas de la Gimnástica y logró un tanto que le concedió tranquilidad para mantener el tipo en el tramo final de un choque que nunca resultó sencillo. 

Y es que los de Jesús Castellanos tuvieron delante a un rival que iba a apretar desde el inicio. La Gimnástica Segoviana salió dispuesta a darle la vuelta a la eliminatoria, que llegaba con un 2-1 favorable a los manchegos de la ida, y pronto creó sus primeras oportunidades. De este modo, ya en los primeros diez minutos dispuso de una clara ocasión Agus Alonso, con un disparo a bocajarro desde el área pequeña, que Javi López logró desviar. Fue el estreno del recital que se marcó el meta moracho en un encuentro en el que acabó resultando decisivo. 

Y es que, poco después, el cancerbero tuvo que volver a emplearse a fondo para evitar el tanto de los locales después de un error de Chato. Reaccionó más tarde el Villarrobledo, al que le costaba sacudirse este dominio segoviano, pero cuando lo hizo fue para meter el miedo en el cuerpo a los aficionados de La Albuera. No a todos, puesto que alrededor de doscientos seguidores rojillos presentes en el estadio estuvieron a punto de cantar el 0-1 en un remate de Pablo García a pase de Juanma Montero

El choque parecía abrirse antes del descanso, pero los golpes los seguía dando la Gimnástica, que se marchó al descanso con un centro de Rubén muy peligroso que nadie remató y reclamando un penalti inexistente sobre Mika. 

Gol y más tranquilidad

En la segunda parte, salió con otro tono el Villarrobledo, que tuvo un primer acercamiento con un tiro de Nacho Huertas. Sin embargo, el susto en el cuerpo se encargó de meterlo ahora la Gimnástica, tras un mal despeje de Javi López, puede que su único fallo en todo el choque, que a punto estuvo de aprovechar Juan de la Mata. El centrcampista, sin portero y desde el medio del campo, mandó la pelota fuera del marco visitante. 

Seguía insistiendo la Segoviana que iba coleccionando oportunidades de notable entidad, como un servicio de Quino para Dani Arribas que entre Javi López y la zaga rechazaron. El Villarrobledo necesitaba reaccionar o se le iba a hacer muy larga la media hora que quedaba y entonces apareció un hombre clave en esta eliminatoria. 

Juanma Montero agarró un balón en el área, muy cerca de sus límites exteriores, y tuvo la precisión de un francotirador para mandar el balón a la base del poste con un sutil disparo con la derecha. La pelota fue inalcanzable para Facundo y los rojillos festejaron el 0-1 que prácticamente les daba el pase en la eliminatoria. 

Con todo, tuvo que sufrir el cuadro albaceteño el ataque desesperado de la Gimnástica en los últimos minutos. Pero entonces emergió de nuevo la figura insuperable de Javi López para evitar que Mika o Agus Alonso pudieran acercar a un cuadro segoviano que quedó apeado en los cruces por un Villarrobledo que estará otro lunes en el bombo de Las Rozas.

COMPARTIR: