TERCERA DIVISIÓN

El CD Toledo aprende a sufrir y se lleva una victoria vital frente al Almagro

FOTO: Laura Pérez (CD Toledo)
FOTO: Laura Pérez (CD Toledo)

Victoria importante para el CD Toledo en su escalada a la zona de 'play off'. Eso sí, los verdes terminaron sufriendo después de remontar al Almagro en el Salto del Caballo. Y es que tras un error propio, los de Manu Calleja tuvieron que remar contra la corriente hasta darle la vuelta a un partido que se antojaba fundamental para no quedar descolgados de la pelea por la fase de ascenso. 

El duelo comenzó con los locales metidos, sobre todo gracias a la movilidad de un Rubén Moreno, quien a los doce minutos tuvo una ocasión excepcional para inaugurar el marcador. Una balón en profundidad por la derecha lo acabó controlando para, desde una posición muy escorada, soltar un latigazo que se estrelló en el larguero de un sorprendido Astillero. Se presagiaba buena tarde para el delantero verde, pero también para el nuevo de la clase, un Pepe Delgado que gustó en el inicio, robando arriba y dándola con criterio. 

Sin embargo, el dominio del cuadro capitalino se fue diluyendo ante los avisos de un conjunto encajero que fue poco a poco tomándole las medidas a la portería de Machuca. La primera advertencia llegó con un lanzamiento desde la frontal que permitió a Gascón, ejecutar un fuerte lanzamiento ante la pasividad de Germán, que no salió de su parcela a taparle el ángulo. Por suerte, la pelota salió centrada y el portero pudo repelerla. 

Menos suerte iban a tener los toledanos poco después. Y es que en el minuto 20, otro error defensivo de la zaga toledana terminó con un buen remate de Othmane, que se convirtió en el 0-1 de la contienda. Les tocaba a los locales remar contra la corriente en una jornada en la que no se podían permitir un tropiezo. 

El gol en contra, paradójicamente, les sentó bien a los verdes, puesto que reaccionaron, aunque antes un remate acrobático de Othmane pudo haber puesto el partido patas arriba. Le salió blando y lo atrapó Machuca, en la última gran ocasión de los rojillos de la primera parte. Y es que entonces se desataron los locales, que empataron en el minuto 27. Después de varios saques de esquina, una segunda jugada acabó en los pies de Gavilán, quien se plantó ante Astillero y remató cruzado; el meta tocó la pelota, pero quedó suelta para Rubén Moreno entrase como un '9' de pura raza y llevase el 1-1 al marcador. 

Antes del descanso, bien pudo el CD Toledo completar la remontada. Primero, tras un saque de esquina muy cerrado que Pepe Delgado cabeceó y acabaron sacando entre la defensa y el larguero. Poco después, con una falta muy peligrosa en la frontal que Antón ejecutó con maestría, burlando una barrera que el colegiado le puso prácticamente encima con un lanzamiento al que le sobró una pizca de rosca para acabar en la red. 

Remontada y sufrimiento

En la segunda mitad, el guión fue similar al de la primera, aunque esta vez el CD Toledo sí vio premiado su mayor trabajo ofensivo. De este modo, en el minuto 60, en una de sus primeras llegadas con claridad a la portería contraria, halló el 2-1. Iván Bueno, que no tuvo su mejor partido, sí dejó un detalle de su clase que resultó decisivo, ganando la línea de fondo y sacando un centro al corazón del área que Gavilán convirtió en una bala letal. El delantero bajó la pelota, se giró sobre sí mismo y remató con precisión a la red un tanto que hizo respirar a la parroquia local. 

El CD Toledo pasó entonces a marcar el ritmo del encuentro, para que no se convirtiera en un correcalles a la espera de que los nervios le hicieran cometer errores al Almagro. Así sucedió en el minuto 74, cuando una pérdida de los encajeros acabó con la pelota en los pies de Rubén Moreno, quien consiguió desembarazarse de un defensa y batir a Astillero en el mano a mano. 

El 3-1 parecía dejar el choque cerrado, pero López Cava, que ya había pitado durante el envite varias cosas que sólo vio él, sancionó como penalti un forcejeo leve de Chato con un atacante rojillo. Al lanzamiento acudió Ureña, quien los transformó con solvencia y llevó el nerviosismo a la grada toledana. 

No en vano, quedaban más de 15 minutos por delante y el Salto del Caballo ya ha visto esta temporada escaparse muchos puntos. Con todo, a pesar de la tensión, el 3-2 no se movió. De hecho, la oportunidad más clara la volvió a tener Rubén Moreno, quien no pudo irse del encuentro con su perseguido 'hat trick' al cabecear fuera por muy poco un buen centro de Jokin Esparza. 

COMPARTIR: