'PLAY OFF' A SEGUNDA DIVISIÓN B

1-0 | Un gol de Kike Domínguez acerca al Socuéllamos a Segunda División B

FOTO: UD Socuéllamos
FOTO: UD Socuéllamos

El Yugo Socuéllamos acaricia con la yema de los dedos el retorno a Segunda División B. O, al menos, se encuentra a un paso de materializarlo. Y es que el conjunto azulón consiguió salir victorioso y sin encajar del choque de ida frente al Unionistas de Salamanca en el Paquito Giménez. Un tanto de Kike Domínguez en la primera mitad les valió a los locales para cobrar ventaja en una eliminatoria que se está mostrando muy cerrada. 

Comenzó el partido con los dos equipos tomándose la medida y sin arriesgar más de la cuenta. Y es que ninguno quería cometer un error que les pasase factura en un duelo que sigue en todo lo alto. Así, para registrar la primera ocasión, hubo que esperar al aviso de Chico, con un remate que se marchó fuera. 

Con todo, en cuanto se asentó sobre el césped, el Socuéllamos golpeó con fuerza a su rival. No en vano, Kike Domínguez se sacó un formidable disparo desde fuera del área, en el minuto 19, que se acabó colando raso en la meta de los salmantinos. 

Con el 1-0, se sintió más cómodo un Socuéllamos que pasó a dominar el encuentro, aunque sin arriesgar en exceso para no desperdiciar la renta obtenida. De este modo, hasta el tiempo de descanso, sólo se coló en las estadísticas otra oportunidad merecedora de gol. Fue Zurdo el encargado de rubricarla, con un tiro en el minuto 38 que se marchó por la línea de fondo de la meta visitante. 

Sin sentencia

En la segunda mitad, el guión de la primera se repitió y apenas se contaron ocasiones de gol. Fue un choque cerrado que, no obstante, siempre estuvo más cerca de agitarlo el Socuéllamos. Y es que los ciudadrealeños disfrutaron de alguna oportunidad de mérito, como un disparo de Pepe Delgado desde atrás o un remate de Toboso en una jugada de estrategia que no recibieron el premio del gol. 

Con todo, la ocasión más clara la tuvo en sus botas Megías. Después de un error grave entre Antonio León y Medina, el delantero se quedó con la pelota en su poder, pero no fue capaz de dirigir su remate a una portería que se encontraba prácticamente desguarnecida. No fue necesario, en cualquier caso, el segundo gol del Socuéllamos para asegurar la victoria, aunque el 1-0 deja las espadas en todo lo alto de cara al choque de vuelta. 

COMPARTIR: