'PLAY OFF' A SEGUNDA DIVISIÓN B

1-1 | El Villarrobledo accede a la última ronda por el ascenso tras un partido que se enredó al final

FOTO: CP Villarrobledo
FOTO: CP Villarrobledo

El CP Villarrobledo ya está en la última ronda para subir a Segunda División B. El cuadro rojillo lo ha conseguido tras empatar a uno en el partido de vuelta frente al Escobedo, en una eliminatoria que estaba decidida desde la ida en la que ganó por 0-3. Sin embargo, el partido se le fue yendo de las manos al colegiado y terminó con algún encontronazo que derivó en la expulsión de Manolo Martínez, el técnico de los albaceteños que no podrá sentarse en el banquillo en el siguiente encuentro.

El choque empezó con un claro color local. No en vano, los rojillos salieron con ímpetu y la decisión de poner en problemas a su rival desde el comienzo. Todo ello para evitar un tanto tempranero que pudiera sembrar alguna duda. Fruto de ello, los castellano-manchegos tuvieron la primera gran ocasión del partido, en el minuto 16, en una acción en la que el Escobedo perdió la pelota en su propia área, en plena salida del balón. El esférico le cayó a Juanma Acevedo, cuyo disparo con rosca sorprendió al meta visitante y se acabó estrellando en el larguero. 

El dominio de los rojillos estaba siendo absoluto pero, en una jugada aislada en el minuto 18, sufrieron un contratiempo. Un saque de banda de los cántabros acabó con un balón pasado al segundo palo. Allí apareció Héctor Tirado para poner la cabeza y, cambiando de palo su remate, hizo imposible la intervención del cancerbero local y llevó el 0-1 al marcador. 

Mejoró entonces un Escobedo que también se empleó con cierta dureza ante la permisividad arbitral, puesto que el colegiado incluso pudo mostrar alguna cartulina roja antes del descanso. No lo hizo y ambos equipos tomaron el camino de los vestuarios con los once efectivos, aunque se tuvo que realizar algún cambio por lesión, como el que permitió entrar a Piojo por José Carlos en el Villarrobledo.

Empate y lío al final

En la segunda mitad, el partido siguió por los mismos derroteros del final de la primera parte. El Escobedo no inquietaba en exceso la portería local, pero denotaba una intensidad por momentos excesiva en sus acciones defensivas. A pesar de que se fue endureciendo, el colegiado se mantuvo en su línea de permitir algunas acciones algo bruscas. 

Aunque el partido se estaba enredando, el Villarrobledo disipó cualquier atisbo de remontada con el empate. Corría el minuto 72 cuando Piojo recibió en propio campo y se conseguía marchar de un rival con un buen regate. Se plantó en la frontal del área del Escobedo pero, lejos de jugársela él mismo, decidió enviar la pelota a la derecha, por donde acabó apareciendo Juanma Acevedo. Al borde del área, éste se sacó un tiro raso que no fue capaz de atajar el cancerbero, llegando con ventaja Asensio al rechazo para batirlo por debajo de las piernas. 

Con el 1-1, el interés del encuentro y de la eliminatoria estaba prácticamente enterrado, pero los nervios en el césped seguían a una temperatura muy alta. De hecho, se produjo un enfrenamiento entre los futbolistas que acabó derivándose a los banquillos, quedando expulsados Pablo Casar y el preparador del Villarrobledo, Manolo Martínez, que se perderá como mínimo el siguiente encuentro del 'play off', en la eliminatoria en la que el conjunto rojillo intentará dar por fin el salto de categoría.

COMPARTIR: