10 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

TERCERA DIVISIÓN

El CD Toledo rinde honores a Dani venciendo al Ibañés y afianzando su liderato

El CD Toledo sigue haciéndose fuerte en el liderato después de superar al Atlético Ibañés (3-1) en un partido que se convirtió en un homenaje completo a Daniel Cid, el joven seguidor verde que falleció hace unos días. Y es que, desde los prolegómenos del envite, el choque estuvo marcado por esta dolorosa pérdida y con el aficionado en el recuerdo de los numerosos seguidores que acudieron al Salto del Caballo en una desapacible tarde. 

En el inicio, el padre de Daniel, Carlos Cid, y su hija Andrea fueron recibidos por un pasillo formado por los jugadores de ambos equipos mientras el campo se fundía en un sentido y unánime aplauso. En el centro del campo les esperaban el presidente de la entidad, Juan Juárez, y el capitán del equipo, Álvaro Antón, para hacerles entrega de una camiseta con el número reflejando la edad que tenía el joven, 14 años.

Asimismo, la peña Komandos Verdes desplegó varias pancartas en las que se podía leer el nombre del seguidor, la frase 'Los que ya no están animan desde el cielo' y otra en la que se mostraba un retrato que posteriormente llevaron a la zona en la que se sentaba habitualmente, la de su peña A.C. Football Toledo 1928, que también le hizo entrega a la familia de un ramo de flores. Las muestras de aprecio no se limitaron a la capital regional, ya que desde Nájera también acudieron amigos del Náxara para ofrecerles su cariño y otra camiseta; un gesto del fútbol más puro. 

Este ambiente cargado de sentimientos contrastó con los primeros minutos de un partido frío, que se jugó a ráfagas y en el que el control del Atlético Ibañés en los compases iniciales le impidió al CD Toledo coger velocidad de crucero. No en vano, los verdes no conseguían conservar durante demasiado tiempo la posesión del balón y, cuando tenían la pelota, no encontraban huecos con facilidad en un ordenado equipo rival. 

De hecho, la primera oportunidad fue para los visitantes, con un cabezazo a la salida de una jugada a balón parado que terminó sin consecuencias. Poco a poco, fue estirándose el CD Toledo hasta que a la media hora de juego, en otra acción de estrategia, los verdes consiguieron marcar tras un barullo en el área, aunque el gol no subió al marcador por mano previa de Mario García.

Poco después, una mala cesión dejó el balón entre la defensa y el cancerbero visitante, corriendo a su encuentro Rubén Moreno, quien terminó arrollado fuera del área por el cancerbero. El colegiado, al estar el delantero sin posibilidad de remate, sancionó la acción con amarilla. En la falta que se botó como consecuencia de este derribo, Antón puso a prueba los reflejos de Rodri, que desvió a córner su peligroso lanzamiento. Y precisamente en ese saque de esquina, la polémica adquirió masa crítica con una posible mano de un futbolista del Ibañés que levantó al Salto del Caballo en la petición del penalti. 

El colegiado no lo apreció y el partido acabó yéndose al descanso con el empate a cero en el marcador. Todo ello después de un primer tiempo en el que todo lo interesante se concentró en unos pocos minutos y llegó más como consecuencia de acciones aisladas que de verdaderas ocasiones de gol. 

Gol tempranero

En la segunda parte, el decorado cambió porque el CD Toledo acertó con la primera ocasión que tuvo. Y es que nada más producirse la reanudación, un error en la zaga de Atlético Ibañés permitió a Pituli abrir sobre Rubén Moreno, que definió a la red el 1-0. El cuadro visitante quiso meterse en el partido de forma inmediata y lo que hizo fue acabar saliendo del mismo. Fue en el minuto 49, cuando después de reclamar un penalti en el área verde, una disputa entre varios jugadores acabó con Olmedo en el suelo y Raúl expulsado por una presunta agresión. 

Los rojiblancos se quedaban con uno menos y frente a un CD Toledo que vio el momento de ir a por la sentencia. Los verdes agarraron el timón y empezaron a encontrar huecos en un conjunto visitante en el que se apreciaban algunos desajustes. Así, en el minuto 60, una buena combinación por la izquierda acabó con la pelota al espacio para que Álex Pérez se encargara de establecer el 2-0. 

El partido perdió mucho ritmo a partir de entonces, puesto que ni el CD Toledo aceleraba para buscar el tercero ni el Ibañés quiso descomponerse. De este modo, lo que parecía que se acabaría convirtiendo en una victoria plácida de los locales se enredó en los últimos minutos. Antes, eso sí, pudo cerrar el choque Álex Jiménez con un disparo que se marchó a córner tras tocar en la defensa. 

Se enfilaron de esta manera los últimos minutos de la contienda y, en una jugada aislada, el Ibañés redujo diferencias. Un disparo de Chabo desde la frontal tocó en un defensa, despistó a Olmedo y se acabó colando en la portería tras golpear en el larguero y en la espalda del propio cancerbero. Una carambola que suponía el 2-1 y añadía picante al descuento. En él, a punto estuvo de sentenciar el CD Toledo en un córner en contra al que se animó a subir el portero Rodri. No cerró ahí el partido el conjunto de Calleja, pero sí unos compases después cuando Rubén Moreno finalizó con un gran un disparo un contragolpe para el definitivo 3-1. 

Victoria importante, aunque sin brillo, para un CD Toledo que llega al parón afianzándose en el liderato. Pero sobre todo, bonito triunfo que sirve como homenaje a un fiel seguidor de los verdes que ahora celebrará desde el cielo los goles del equipo de su corazón. Va por ti, Dani. 

COMPARTIR: