SEGUNDA DIVISIÓN B

Sencillez y austeridad para un proyecto del Villarrubia que ante todo quiere ser seguro

FOTO: Formac Villarrubia. FOTO: Formac Villarrubia.

El Formac Villarrubia ha presentado a la asamblea ordinaria un proyecto para la próxima temporada en Segunda B "sencillo, moderado, pero seguro". Así han definido los directivos del club el proyecto para la próxima temporada al medio centenar de socios que acudieron a la asamblea ordinaria, que se celebró el 'Nuevo Campo', a los que el presidente y el vicepresidente de la entidad, José Luis Urda y José Cárceles, respectivamente, explicaron que el año pasado la entidad tuvo más ingresos en la nueva categoría, pero también más gastos.

Asimismo, indicaron que debido a la pandemia de coronavirus, el Formac Villarrubia ha visto reducido sus ingresos de taquilla, también de bar o de rifas, entre otros, y aún así el club ha tenido un superávit en torno a 1.000 euros "para sufragar pequeños gastos sobrevenidos de esta situación". Con la incertidumbre que reina, la Junta Directiva blanquiazul ha querido mostrarse "transparente y sincera", a la hora de hablar del nuevo presupuesto, que "está en el aire y que no se sabe cómo se cerrará, dadas las circunstancias", según han explicado.

Además, se desconoce si podrá pasar público a los campos y si las empresas colaboradoras "estarán dispuestas a seguir arrimando el hombro", ha comentado Urda, que ha abogado por "tener los pies en el suelo, tener paciencia y ser lo más riguroso posible con los números". En el ámbito estrictamente futbolístico, el director deportivo, Repi Labrador, ha explicado que están planteando hacer una plantilla corta, de 18 o 19 jugadores y con la mirada puesta en el filial, y ha avanzado que la idea es empezar a trabajar el 12 o 13 de agosto. 

Compartir
Update CMP