TERCERA DIVISÓN

El Villarrubia busca un resultado positivo en Matapiñonera con la probable ausencia de Copete

FOTO: Villarrubia (Twitter)
FOTO: Villarrubia (Twitter)

El entrenador del Formac Villarrubia, Javi Sánchez, ha alertado del "peligro" que tiene en ataque el Alcobendas Sport, al que se van a enfrentar este domingo en la última y definitiva tercera ronda de la fase de ascenso a Segunda B. "A estas alturas, no hay ningún equipo que no sea complicado, incluido el nuestro", ha comentado el técnico toledano antes del partido de ida de la última eliminatoria de la fase de ascenso, que se juega a partir de las 11:30 horas en el estadio Matapiñonera de San Sebastián de los Reyes, dirigido por el melillense Morad El Ouazghari.

Asimismo, Sánchez ha recodado que el Alcobendas Sport acabó tercero del grupo VII de Tercera División y ha eliminado a la Hoya de Lorca (tercer clasificado del grupo murciano) y al Zamora, que fue el campeón del grupo de Castilla y León.  De su rival, ha comentado que "ponen en juego varias variantes como jugar con línea de cinco o de cuatro, teniendo su mayor potencial y peligro en ataque, como han demostrado en los partidos de los que tengo información, además la proximidad hace que sea más sencillo seguirles, al igual que ellos a nosotros".

Y ha añadido que el conjunto que dirige Emilio Ferreras, "es un equipo que juega mucho al contraataque, que te da el balón, pero saca mucho beneficio de los goles que anota y que es difícil hacerle gol". Sánchez, que es consciente de que "hay que hacer dos grandes partidos", ha comentado que "nunca se sabe si la vuelta el jugarla en casa beneficia o no. Seguro que sí, si traemos un gran resultado de San Sebastian de los Reyes y rematamos en el Nuevo Campo de Villarrubia de los Ojos, el sábado 29 de junio a las 20:00 horas".

Bajas sensibles

El técnico tendrá la baja confirmada, por rotura del tendón de Aquiles en su pierna derecha, del defensa camerunés Charlie Took Essome y la más que probable ausencia del delantero Nando Copete con un esguince de tobillo. Sin embargo, lo que sí tendrá el Villarrubia es el apoyo de su público, puesto que la afición se va a desplazar en masa para seguir el encuentro y se espera que haya alrededor de 800 aficionados blannquiazules en las gradas de Matapiñonera.

COMPARTIR: