SEGUNDA DIVISIÓN B

Al Villarrobledo se le aparecen los fantasmas del pasado y termina goleado en Melilla

FOTO: CP Villarrobledo. FOTO: CP Villarrobledo.

El Villarrobledo volvió a la competición y lo hizo perdiendo como le pasó en el curso pasado. Fue un equipo competitivo y bien plantado, capaz de tener buenos minutos ante un potente Melilla, pero con unos fallos muy groseros que en esta categoría marcan la diferencia entre ganar y perder. 

A decir verdad, no estuvo mal sobre el terreno de juego el CP Villarrobledo durante la mayor parte del encuentro, más allá de los errores puntuales reseñados anteriormente y que lo son todo en Segunda B. De hecho, más allá de una cesión comprometida de Fernando Navarro, no pasó excesivos apuros el cuadro rojillo en el inicio. 

Muy al contrario, fue el que apostó más por llegar al marco contrario y el que disfrutó de las oportunidades más meritorias. En especial, cuando agarraba la pelota Nacho Huertas. En la primera de ellas, tras recibir la pelota de Álex Fernández, el lanzamiento del toledano desde dentro del área se marchó por muy poco. Antes ya había probado suerte con una falta directa que se le escapó algo alta. 

Pero el Melilla, con el paso de los minutos, fue controlando la parcela ancha y teniendo también sus opciones de marcar, probando suerte con un cabezazo defectuoso de Agus Alonso cuando se encontraba en una buena posición para marcar. La respuesta, por parte de Chico Díaz, fue otro testarazo demasiado blando que no tuvo complicaciones para el cancerbero. 

El partido se mantenía equilibrado y el Villarrobledo estaba dando la talla ante un gran rival, pero como ya le sucedió en muchos envites de la pasada temporada, cometió un error fatal que puso en bandeja al rival el primer tanto del partido. En el minuto 41, una mala salida de balón le permitió al Melilla robar, abrir a la banda derecha y poner desde allí un centro que Borja Díaz cabeceó con todo a la red. Duro golpe y justo antes del descanso. 

Segunda Mitad 

En la reanudación, otra vez salió bien plantado el Villarrobledo y dispuesto a remontar el partido. Pero los errores, en ambas porterías, le penalizaron de nuevo de forma grave. A la salida de un córner, Fernando Navarro cabeceó al larguero de la meta local y en el rechazo Chico Díaz, con todo a su favor, envió la pelota alta de forma incomprensible. 

La respuesta del Melilla fue fatal para los albaceteños. El exrojillo Agus Alonso peleó y le robó la pelota a Fernando Navarro y se internó en el área para, ante la salida de Nieves, mandar el balón al fondo de las mallas y establecer el 2-0. Otro error que provocaba que el partido prácticamente se le escapara al Villarrobledo, que a pesar de todo no dejó de intentarlo. 

De hecho, bien pudo meterse de nuevo en el encuentro en el tramo final, con una oportunidad de Nacho Huertas en el minuto 83 que Rubén Gálvez se encargó de desbaratar. Ya en el descuento, le cayó el tercero al conjunto rojillo, al marcar Borja Díaz y redondear la goleada de un Melilla que aprovechó los fallos visitantes para imponerse. 

Compartir