19 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

FIRMA POR SEIS TEMPORADAS

Carlos Terrazas ficha por el Hogar Alcarreño con la intención de llevarlo a Segunda División

El Hogar Alcarreño, equipo que milita en Primera Preferente, ha dado a conocer este miércoles un nuevo proyecto deportivo que tiene un nombre: Carlos Terrazas. El hombre que llevó al CD Guadalajara a Segunda División, llega ahora a otro equipo guadalajareño con una intención muy clara: colocarlo dentro del fútbol profesional. Es por éso, que el vizcaíno se ha comprometido como nuevo mánager general por un periodo de seis años.

El nuevo cargo de Carlos Terrazas Sánchez, natural de Bilbao, entrenador superior de fútbol y 57 años de edad (09-03-62), incluirá  ser "entrenador del primer equipo, director deportivo y responsable de la cantera," según informa el club.

Durante la presentación, el presidente de la entidad blanquiazul, Carlos Cuenca, aseguró que desde se refundó el club "nos marcamos unos objetivos basados en transmitir unos valores humanos y deportivos que nos han llevado hasta hoy”

Seguidamente manifestó que “el proyecto ha ido creciendo cada año y hoy contamos con una cantera con más de doscientos niños inscritos y un equipo senior que cada temporada ha ido superando sus logros, hasta llegar a obtener esta campaña la tercera plaza del campeonato”.

Carlos Cuenca siguió explicando que “con todo y con esto y pese al trabajo honesto y desinteresado de la junta directiva, el proyecto necesitaba de un paso más, un paso necesario para ser más grandes, hacer una cantera ejemplar y así las cosas tuvimos la oportunidad de contactar con Carlos Terrazas, que siempre nos atendió con amabilidad extrema, explicarle nuestras ideas y finalmente llegar a un acuerdo con él para dar ese importante paso adelante que necesitaba el club”.

Por su parte, Carlos Terrazas, agradeció al club blanquiazul la posibilidad que le brindaba de “poder desarrollar un proyecto a largo plazo”.

“En mis cuarenta y tres años de experiencia nunca había tenido la posibilidad de desarrollar un proyecto de larga duración, posibilidad, que como digo, me brinda el Hogar Alcarreño. Voy a tener tiempo para desarrollar mi proyecto. Voy a contar con tiempo y estoy convencido que las cosas con tiempo salen adelante. Puedo desvelar que mi compromiso inicial con el club es por seis temporadas y eso es lo que me ha motivado a comprometerme con el club,” explicaba.

A este respecto, Terrazas continuaba apuntando que “hoy las cosas no funcionan así, pero solo a largo plazo es cuando un entrenador puede plasmar sus ideas. A corto plazo no puede utilizar todos los resortes necesarios para desarrollar lo que desea plasmar y afortunadamente en el Hogar Alcarreño voy a contar con tiempo. A este respecto estoy como un niño con zapatos nuevos pues podrá hacer lo que siempre he deseado”.

Objetivo: la Segunda División

En el apartado de objetivos el entrenador vizcaíno señaló que su contrato es por seis temporadas y que “en este plazo de tiempo queremos llevar al primer equipo al fútbol profesional y como gran objetivo colocarlo, en ese plazo, en Segunda División A y si no se consiguiera, sí sentar las bases para que en un corto periodo de tiempo se pudiera conseguir. Y con ello quiero apuntar que el objetivo para la temporada que viene es subir a Tercera División. Igualmente, si no se consigue, dejar preparado todo para conseguirlo en la temporada 2020-21. Y esta es la idea que quiero desarrollar”.

A preguntas de los medios de comunicación, Carlos Terrazas señaló que “no se trata de tomar medidas de impacto mediático, sino de tomar un camino donde prevalezca la estrategia en el día a día. De ahí que os hable de la importancia del tiempo para desarrollar un proyecto sostenible y eficiente”.

“Yo no quiero estar en Guadalajara solo seis años, quiero estar muchos más. Mi ilusión sería estar veinte años y más si es posible. Mi contrato inicial es por seis años pero me gustaría ampliarlo posteriormente,” añadió.

Sobre la convivencia entre su nuevo y su antiguo club, señaló que “el Hogar Alcarreño y el Deportivo Guadalajara no son enemigos, ni tienen porqué serlo. Entiendo que son dos clubs de Guadalajara cuyas relaciones siempre han sido buenas y son dos proyectos que pueden convivir simultáneamente”

“Nuestra ilusión ahora es preparar bien al equipo para conseguir el ascenso a Tercera División y eso pasa inicialmente por la base de la  plantilla que ya existe,” sentenció.

COMPARTIR: