22 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

FINAL

1-2 | El Conquense remonta al Toledo y se alza con el Trofeo JCCM

Foto: Antonio Dorado (CD Toledo)
Foto: Antonio Dorado (CD Toledo)

 La UB Conquense se ha alzado con el Trofeo Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha después de ganar en la final al Toledo por 1-2. Los verdes se adelantaron en la primera parte por medio de un gol de Álex Jiménez en una jugada desafortunada de Marius, pero Manzano de penalti y Basi ya en la segunda parte dieron la vuelta al marcador.

Esta victoria no sólo otorga a los balompédicos la posibilidades inscribir su nombre en el trofeo y llevarse un premio de 3.005 euros, sino que además participarán en la fase nacional de la Copa Federación, con el aliciente de participar en Copa del Rey si alcanzan semifinales.

Como ocurriese en liga, el partido se desequilibró por un fallo individual. Tras unos primeros minutos de tanteo y ausencia de peligro, en el 9' Álex Jiménez ensayaba un disparo desde la frontal aparentemente estéril que Marius, muy desacertado, no lograba atajar convirtiéndose en el 1-0.

Curiosamente, esta jugada metió al Conquense de lleno en el partido. Prácticamente en el siguiente lance, Mayordomo encontraba una autopista en la banda derecha de su ataque para asistir al corazón del área, donde Olmedo sacaba con un auténtico paradón el tiro a bocajarro de Chaves.

Con el gol a favor, los toledanos no se sintieron en la necesidad de llevar el peso del partido. Dieron el esférico al Conquense, que con más fe que peligro real tocaba y tocaba sin lograr construir acciones de verdadero peligro.

Sin embargo, al Toledo no le hacían falta demasiados toques para construir jugadas peligrosas. En dos lances prácticamente calcados, Álex Cortell ganaba la espalda a la defensa balompédica y se presentaba solo ante Marius. En la primera, su gol fue anulado por fuera de juego y en la segunda, el balón salió rozando el palo tras hacer una vaselina la portero americano.

El partido andaba en esa tesitura cuando llegó el empate conquense. Chaves recogía un rechace dentro del área tras un despeje de César Ortiz y cuando se disponía a tirar era desequilibrado por Álex Pérez. Pardos Matamoros no dudó un segundo en pitar un penalti que aprovechó Manzano para hacer el 1-1. 

Tras el paso por vestuario, los dos entrenadores introdujeron un triple cambio. En el Toledo, salieron del campo César Ortiz, Álvaro Antón y Jokin Esparza, y en su lugar entraron Rodri, Fran Montávez y Pituli. Mientras, en el Conquense dejaron el campo José Vega, Sahuquillo y Luis Ramírez, y en su puesto ingresaron Héctor Rubio, Iván y Zequi.

En los primeros compases, el partido fue poco vistoso y sin un dominador claro. En esa guerra de guerrillas fue el Conquense el que sacó tajada. Corría el 58' cuando Chaves agarró una contra y desde la izquierda sirvió al recién incorporado Basi para que culminase la remontada con el 1-2.

De aquí al final de partido, más allá de algún intento de contra del Conquense, el choque fue un monólogo estéril del Toledo. Muy atropellado, a veces demasiado, y prácticamente dejando todo el torrente ofensivo en las botas de Pituli, los verdes lo intentaron una y otra vez,  pero sin éxito.

A quince minutos del final, cuando quizá el acoso era más intenso, Marius se sacó la espina del gol sacando un cabezazo de Rubén Moreno. Instantes después, de nuevo Rubén Moreno perdonó una ocasión inmejorable. Cuando todo el mundo creía que Pituli lanzaría de manera directa una falta al borde del área, asistió al madrileño, quien completamente solo ante el portero del Conquense lanzó el balón a las nubes.

Fue la última ocasión de peligro de un Toledo que en la recta final entró en un bucle de ansiedad y poca puntería en el que fue incapaz de derribar el buen hacer ofensivo del Conquense.

COMPARTIR: