LIGA SMARTBANK

Menéndez avisa de lo que le espera al Albacete en Anduva: "Si pierdes la intensidad, estás muerto"

FOTO: Albacete Balompié. FOTO: Albacete Balompié.

El técnico del Albacete, Alejandro Menéndez, ha reconocido hoy la “dificultad” del encuentro que su equipo disputará el lunes en Miranda de Ebro ante un Mirandés en forma, y ha añadido que, "si en Anduva pierdes la intensidad diez segundos, estás muerto". El preparador ha elogiado al conjunto castellanoleonés del que ha dicho que “cuenta con muchas variantes ofensivas tanto de jugadores como de sistemas y sabe aprovechar muy bien los espacios, además de ser un equipo muy rocoso en todas sus líneas”.

El tercer entrenador de la temporada del Albacete ha cosechado dos derrotas en sus dos primeros encuentro, ante el Castellón y Córdoba (en Copa del Rey), encajando cuatro goles y sin ser capaz de marcar ni un tanto. Pese a ello, ha opinado que su equipo “está mejorando, puesto que mis porteros no han realizado intervenciones de mérito y en Córdoba dispusimos de varias oportunidades con Fuster, Álvaro, Ortuño y Vargas que no logramos materializar, por lo que nos falta eso: ser más letales”.

El técnico asturiano está convencido de que a su plantilla le falta "ganar un partido para verlo todo mejor y tener la seguridad de que la salvación en Segunda división no está tan lejos, pero necesitamos que llegue cuanto antes", ha matizado. Ha reconocido que su grupo se encuentra “dolido”, remarcando que ahora su trabajo se centra en "ayudarles a nivel anímico y futbolístico para que, cada uno, recupere su mejor versión individual, que ya han demostrado en esta categoría", ha apostillado.

También ha esgrimido como argumentos para lograr romper la negativa racha que tiene "dos objetivos claros: minimizar errores en defensa y buscar el gol, pues con el trabajo diario buscamos jugar con jugadores que pisen más el área y que el balón llegue mejor a la posibilidad de remate para contar así con más opciones de victoria".

Por último, ha insistido que su equipo necesita "competir bien en Miranda, tener buenos momentos y saber gestionar los malos para aguantar a un buen rival, muy rocoso, madurando el partido frente a un conjunto al que no te puedes despistar".

Compartir