SEGUNDA DIVISIÓN B

El Villarrubia visita uno de los campos más difíciles de la Liga dispuesto a puntuar

FOTO: Formac Villarrubia. FOTO: Formac Villarrubia.

El Formac Villarrubia tiene por delante este fin de semana otro hueso duro de roer. Se trata del Badajoz, uno de los candidatos a terminar en la zona alta y un rival que exigirá lo máximo de los ciudadreleños. Con todo, los blanquiazules esperan dar un paso más en su crecimiento volver con algún botín de su visita al Nuevo Vivero. 

Hace tiempo que Javi Sánchez subrayó en rojo el inicio liguero. Concretamente, las cinco primeras jornadas; Villanovense, Extremadura, Mérida, Badajoz y Melilla, o lo que es lo mismo, cuatro de cinco gallitos para empezar la competición. El que parecía más propicio, el Villanovense, ya le pintó la cara al equipo blanquiazul en la primera jornada. Luego, la visita a Almendralejo supuso un punto con sabor a victoria. Y hace justo siete días, el Villarrubia volvía a la senda de la victoria ocho meses después ante el Mérida.

Antes del parón de turno y antes de recibir al Melilla, el equipo de Javi Sánchez viaja a una de las canchas más complicadas junto al Francisco de la Hera; el Nuevo Vivero, un estadio que respira fútbol por los cuatro costados y un rival para el que todo lo que no sea la palabra ascenso será sinónimo de fracaso. En ese escenario aparece el Formac Villarrubia en una guerra que no es, ni mucho menos, la suya, pero que va cargado de moral y sin complejos dispuesto a rascar algo positivo.

Y es que el equipo pacense aparece como uno de los claros favoritos junto al Melilla. Con una inversión potente, el equipo que dirige Estévez está hecho para intentar dar el salto a la Liga SmartBank. El inicio, además, ha sido muy bueno para los extremeños con dos victorias y un empate en estos tres partidos disputados. La última victoria, sin duda, fue de prestigio en el campo del Extremadura.

Por su parte, el Villarrubia llega con la palabra equipo por bandera, consciente de sus virtudes y también de sus limitaciones. Y sabedor, también, de que si fue capaz de sumar en el Francisco de la Hera, el Nuevo Vivero también puede ser propicio a ello pese a que las apuestas indiquen lo contrario.

Para la cita, Javi Sánchez dispone de todos sus hombres tras una semana muy buena de trabajo. El ambiente es excepcional y el rodaje en liga cada día se nota más. En este sentido, no se prevén grandes cambios en el once, ni tampoco en las ideas. Eso sí, el cuadro blanquiazul sabe que la palabra sufrimiento irá consigo en uno de los campos más difíciles y que, además, podrá albergar un 30 por ciento del aforo, o lo que es lo mismo, en torno a 5.000 espectadores.

En la previa del encuentro, Javi Sánchez reconocía que "sabemos que sobre el papel el Badajoz es el favorito y que tiene un potencial importante. Nosotros utilizaremos nuestras armas y viajaremos con las ideas muy claras, ha indicado. Del mismo modo, el técnico indica que no tienen ningún miedo al cuadro pacense: "Jugamos once contra once y cualquiera puede tener un mal día. Trataremos de competir al cien por cien, minimizar esos errores que tanto nos están condenando y trataremos de aprovechar esas ocasiones que seguro que tenemos".

Por último, con la incertidumbre del pasado viernes donde el partido llegó a estar en el aire, el técnico del Formac Villarrubia aseguraba que "nosotros tenemos que estar al margen de todo y adaptarnos a todas las circunstancias. Fue una incertidumbre de unas horas, pero tampoco nos afectó demasiado porque el trabajo estaba hecho. Ahora toca centrarse en el partido y hacerlo lo mejor posible. Ojalá demos la campanada y podamos brindarle a nuestra afición el triunfo".

Compartir