TERCERA DIVISIÓN

El Socuéllamos se hace más líder ante el CD Toledo y el Azuqueca arrolla al Guadalajara

FOTO: Laura Pérez (CD Toledo)
FOTO: Laura Pérez (CD Toledo)

Socuéllamos 1-0 CD Toledo

El Yugo Socuéllamos no titubeó ante el CD Toledo y se acabó llevando tres puntos muy valiosos en el Paquito Giménez. Una victoria que les permite a los azulones cobrar más ventaja respecto al Villarrubia y que deja a los verdes sin la posibilidad de recortar distancias respecto a la zona de 'play off'. 

El choque se inició con los dos equipos muy centrados en la pelea en la medular y con pocas ocasiones. Un partido de aspecto tosco, con muchos balones aéreos y constantes interrupciones en el que las llegadas tardaron en producirse. De hecho, primero fue Iván Bueno el que probó fortuna de forma tímida, mientras que la réplica la dio Jesús García con un cabezazo desviado. 

Sin embargo, pasada la media hora de juego, una pérdida en el centro del campo del CD Toledo se tradujo en una transición cómoda de Kike Domínguez. Y es que el extremo condujo la pelota hasta donde quiso, ante la pasividad de una defensa visitante que se empeñó en recular. Así, se plantó en la frontal del área y desde ahí ejecutó un disparo seco que se coló en la portería de Machuca sin que el cancerbero llegara al esférico. De ahí hasta el descanso, el Socuéllamos se pertrechó bien atrás y no concedió llegadas al rival. 

En la segunda mitad, salió el CD Toledo dispuesto equilibrar la contienda y tuvo el cuadro verde su mejor ocasión en un contragolpe de Cifu. El lateral salió con más rapidez que nadie y se marchó del último defensor del Socuéllamos con un buen autopase, pero le faltó claridad de ideas para superar a su último obstáculo, un Arellano que salió bien para apuntarse el mano a mano.

El partido entonces se abrió, con llegadas en ambas porterías. La primera fue del Socuéllamos, con una buena dejada de Megías para la incorporación de Zurdo, cuyo poderoso disparo halló la buena respuesta de Machuca. Tres minutos después, en el 66, Iván Bueno hizo lo propio desde la izquierda para el CD Toledo, pero su tiro cruzado murió en el lateral de la red. 

Los locales vieron que no les convenía este tipo de partido y metieron cambios para reforzar su defensa ante un CD Toledo que se fue diluyendo con el paso de los minutos. Sólo Iván Bueno, con un tiro taponado por la defensa, intentó romper la zaga azulona. Por su parte, los locales pudieron sentenciar en el descuento, con un contragolpe comandado por Chupi y que Kike Domínguez no supo resolver ante Machuca. Con todo, los ciudadrealeños no concedieron nada y se acabaron apuntando la victoria por 1-0.

Azuqueca 5-1 CD Guadalalajara

El Azuqueca pasó por encima de un CD Guadalajara que sigue haciendo más honda su crisis. En el San Miguel, los locales se mostraron mucho más poderosos que los morados, que acabaron completamente desarbolados y desbordados al contragolpe, encajando una sonrojante goleada. 

Y es que desde el principio se vio que el Azuqueca tenía una marcha más que los morados. No en vano, en el minuto 11, un disparo cruzado desde la frontal de Borja Cabanillas se acabó convirtiendo en el 1-0 para los rojinegros. Las cosas se le complicaron todavía más a los visitantes, cuando vio la segunda amarilla Diego Giacchero por adelantarse en el saque de una falta. Una acción que permitió al conjunto de Alfaro disfrutar de superioridad, convirtiéndose el portero Korolev entonces en el único hilo que sostenía al Guadalajara.

De hecho, bien pudo alcanzarse el descanso con el 2-0 en el marcador. Javi Martín ejecutó un disparo bien rechazado por Korolev. Al rebote acudió con todo Pancorbo, que consiguió marcar, pero el colegiado anuló el tanto por falta previa del atacante. 

No varió demasiado el devenir de los acontecimientos la acción anterior porque, tras la reanudación, el Azuqueca anotó el segundo. Fue en el minuto 48 cuando Pancorbo se plantó ante Korolev y lo batió con la diestra para anotar el 2-0. Recortó distancias en el 64 el Guadalajara, con una falta directa de Kaoe que se coló en la meta local tras tocar en la barrera, pero esta reacción fue sólo un espejismo.

Y es que los contragolpes acabaron matando a los visitantes. En el 74, Jairo sirvió el balón en bandeja a Pancorbo para que anotase el 3-1, mientras que dos minutos después los mismos protagonistas se asociaron para establecer el 4-1, haciendo el atacante su particular triplete. El 5-1 llegó a falta de diez minutos para el final, cuando Jairo envió sobre la posición de Ramiro, quien habilitó a Borja Cabanillas para cerrar la cuenta de los rojinegros. 

COMPARTIR: