SEGUNDA DIVISIÓN B

El Conquense sigue sin mejorar y cede ante un Olot más contundente

FOTO: UE Olot.
FOTO: UE Olot.

El Conquense sigue sin dar signos de recuperación. Los cambios en la plantilla siguen sin surtir efecto, en parte porque Láinez no puede trabajar con todos, y se notó la endeblez de los blanquinegros en el feudo del Olot. Fueron pocos los ramalazos de buen juego que tuvieron los castellano-manchegos en un duelo en el que acabaron sucumbiendo por 2-0 ante un rival que supo aprovechar sus ocasiones. 

Sólo en el inicio pareció algo mejor el conjunto blanquinegro. En especial, con una primera tentativa de Jorge en los minutos del comienzo que se acabó perdiendo. Sin embargo, con el paso de los minutos fue el Olot el que se fue haciendo con el mando. De hecho, esta mejoría se notó en forma de ocasiones, primero con Alfredo dando la réplica a la primera oportunidad de los visitantes. 

El Conquense se dedicó a defenderse de los locales, aunque también tuvo alguna opción tímida de marcharse al descanso con ventaja. En esta oportunidad fue Oriol Rey el que logró disparar desde el pico del área tras una jugada elaborada de los visitantes, pero la defensa catalana estuvo muy rápida para taponar su lanzamiento. 

Error que se paga caro

En la segunda mitad, el choque se iba a poner pronto muy cuesta arriba para el Conquense. Y lo iba a hacer por un error propio, puesto que un balón largo no acertó a despejarlo la defensa, permitiendo a Marc Mas hacerse con la pelota en la pelea y batir de fuerte disparo a Marqueta cuando sólo se habían consumido nueve minutos desde la reanudación. 

El Conquense estaba aturdido y pudo caerle el segundo inmediatamente después, en el minuto 58. Y es que un disparo poderoso desde la frontal de Héctor tuvo que sacarlo Marqueta con una gran intervención para evitar el 2-0. Con todo, la mejoría de los visitantes no se veía sobre el terreno de juego y, sin embargo, sí daba la sensación de que el Olot podía sentenciar en cualquier momento. 

Así sucedió en el minuto 70, cuando Héctor recibió un balón en la frontal y nadie le salió a su paso. Como nadie le cerró el tiro, el centrocampista decidió ejecutar un disparo ante el que esta vez nada pudo hacer Marqueta, puesto que la pelota entró por la escuadra. El gol prácticamente dejó finiquitado un choque en el que el Conquense intentó recortar diferencias, pero sin las ideas suficientes como para poner en verdaderos aprietos a los locales. 

COMPARTIR: