SEGUNDA DIVISIÓN B

El Formac Villarrubia saca un sufrido y valioso punto frente a un Extremadura que fue un vendaval

FOTO: Extremadura UD FOTO: Extremadura UD

El Formac Villarrubia sacó un valioso y sufrido empate de su visita al Francisco de la Hera de Almendralejo. Y es que los ciudadrealeños vivieron un auténtico asedio por parte de un Extremadura que tuvo muchas ocasiones para llevarse el triunfo, pero un penalti transformado por Seoane y la falta de acierto de los locales les permitió a los de Javi Sánchez no volverse de vacío. 

El choque comenzó con un Extremadura muy decidido a llevarse la victoria, lo que provocó que el Villarrubia diera un paso atrás y se encerrara por momentos en su feudo. Lo peor de jugar atrás es que los errores, si se producen, siempre son comprometidos. Así le sucedió a Robles, que se estrenaba bajo palos y que vio como Nando Copete le robaba la cartera dentro del área. El cancerbero tuvo que derribarlo y el colegiado no dudó en señalar la pena máxima. Sin embargo, el meta se quiso resarcir de su fallo y detuvo el penalti a Kike Márquez, dando de nuevo oxígeno a los visitantes. 

No cambió el panorama a pesar de esta gran parada y el partido siguió siendo del Extremadura, que seguía realizando envíos peligrosos sobre la meta de un Villarrubia que se esforzaba achicando agua. También tuvo Robles que intervenir en alguna ocasión para evitar el tanto de los locales, como en un lanzamiento de Pastrana que el portero blocó con mucha seguridad. 

Sólo al final de la primera mitad pareció mejorar ligeramente el conjunto ciudadrealeño. Se estiraron los de Javi Sánchez y disfrutaron del alguna acción a balón parado, pero no inquietaron la meta de un Casto que estaba viviendo una tarde muy plácida. 

Segunda Mitad

En la segunda parte, de nuevo el Extremadura llevó la voz cantante, poniendo en peligro la meta de Robles desde el inicio. Sin embargo, fue en el minuto 56 cuando disfrutaron los azulgrana de su gran ocasión para abrir el marcador. Nico Hidalgo recibió un balón, rompió a su defensor y cuando sólo al tenía al portero como obstáculo cruzó en exceso su disparo. 

La respuesta del Villarrubia fue contundente. En uno de sus pocos acercamientos, Toribio cometía mano dentro del área y el colegiado señalaba penalti. Al lanzamiento acudió Toni Seoane, quien no dudó para batir a Casto y adelantar a los ciudadrealeños en el minuto 57. 

El Extremadura quedó aturdido por lo sucedido, pero este efecto apenas duró unos minutos. Fueron los que tardaron los locales en trenzar una nueva acción por la banda derecha para servir un balón al segundo palo, donde Copete cabeceó a la base del poste con todo a su favor. Poco después, en un saque de esquina, lograban marcar los extremeños, pero en esta oportunidad era el colegiado el que salvaba a los de Javi Sánchez, al apreciar una falta previa en el remate. 

Ya iban demasiadas oportunidades desperdiciadas y en alguna le tenía que llegar el gol en contra al Villarrubia. Fue en el minuto 70, cuando el recién ingresado Rubén Mesa se abrió paso entre los dos centrales para entrar a cabecear con todo un buen centro de Jilmar. El 1-1 desató aún más al Extremadura, que bien pudo hacer el segundo poco después, merced a un remate acrobático del propio Rubén Mesa que se topó con el poste. 

Por suerte para los castellano-manchegos, el vendaval se fue sofocando con el paso de los minutos, aunque el sufrimiento se mantuvo hasta el último suspiro, con una falta que se estrelló en la barrera ciudadrealeña. Tras esa intentona, el colegiado decretó la finalización de un choque que el Villarrubia puede dar por bueno en cuanto al resultado, por haber sacado un punto en un duelo en el que vivió un auténtico asedio, pero que debe servirle para corregir muchas cosas si no quiere pasar apuros. 

Compartir