15 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SEGUNDA DIVISIÓN B

El Conquense claudica en casa de un Espanyol B mucho más efectivo

FOTO: Captura de CMMedia.
FOTO: Captura de CMMedia.

El Conquense no pudo sumar en casa del Espanyol B y ve cortada la buena racha que estaba teniendo a domicilio en las últimas jornadas, tras ganar en casa del Barcelona B y del Ontinyent. Sin embargo, en esta ocasión los castellano-manchegos se vieron superados por un filial que, cuando se adelantó, sentenció con contundencia. 

En la primera mitad, las fuerzas estuvieron más parejas y de hecho fue el Conquense el que dispuso de una clara ocasión. Aguilera pisó área y ante el meta local intentó cruzar la pelota, pero el cancerbero la atrapó con una buena intervención. También lo intentaron los visitantes en las jugadas de estrategia, pero sin demasiada claridad y entonces fue cuando tomó el mando el Espanyol B. 

A base de posesión de balón, el filial fue desconectando a los visitantes, que se encontraban incómodos y por momentos pasaron algún apuro. Y es que Campuzano era un peligro y estaba merodeando el área de Marqueta, aunque por suerte para los conquenses sin disponer de opciones de remate para probar al cancerbero. Con estos acercamientos sin concretar se llegó al tiempo de descanso. 

Gol y endeblez

En la segunda parte no cambió demasiado el decorado, avisando primero el Espanyol B con una clara oportunidad de Campuzano que se marchó alta con todo a favor. En la jugada siguiente, el delantero reclamó un penalti que el colegiado no apreció y, en el contragolpe, a punto estuvo de adelantarse el Conquense. Tras una rápida cabalgada por la derecha, el balón le llegó a De Pedro, que entró solo por la izquierda y estrelló el balón en el muñeco. 

Le salió muy caro al Conquense perdonar, puesto que en un córner en el minuto 56 se adelantaron los locales. Yago salto más que nadie en el corazón del área y remató a la red el primer tanto del envite. Trataron entonces de reponerse los de Láinez a este mazazo, con alguna ocasión de peligro, pero comenzar entonces a dejar unos espacios que iban a aprovechar los catalantes para sentenciar. 

En una acción en la que De Pedro quedó tendido sobre el terreno de juego, acabó poniéndola Doncel para que Campuzano, apoyándose en su remate en un defensor en una jugada que pudo ser falta, cabeceara a las mallas el 2-0. El propio delantero sentenció inmediatamente después, resolviendo desde dentro del área una oportunidad con varios rechazos. El cuarto llegó en el minuto 86, con el Conquense desarmado, cuando Max plasmó con varias individualidades la superioridad del Espanyol B (4-0). 

COMPARTIR: