TERCERA DIVISIÓN

Calleja reconoce que su plantilla está muy exprimida pero revela cuál será su motivación ante el Villacañas

FOTO: CD Toledo
FOTO: CD Toledo

El CD Toledo se encuentra ya preparando el siguiente encuentro liguero, frente al Villacañas, con la firme convicción de sumar tres puntos que le mantengan en su plaza de 'play off'. Sin embargo, para esta jornada, el principal problema para el técnico verde, Manu Calleja, vuelven a ser las bajas. Eso sí, podría presenciar el encuentro Chato, lo que supone una motivación para una plantilla que se encuentra muy exprimida a estas alturas de temporada. 

La expulsión de Cifu del pasado domingo le está obligando a realizar pruebas tanto con Jokin Esparza como con Pepe Delgado, aunque ambos se encuentran con pocas posibilidades de llegar al encuentro con garantías. El entrenador sostiene que "si no juegan ellos, lo harán otros y les sacaremos rendimiento para competir". Calleja reconoce que podrían forzar porque "luego hay unos días" en los que podrían descansar, algo que ya debería haber hecho Gavilán, que se encuentra jugando a pesar de que necesita un respiro. 

Esas vacaciones "nos van a venir muy bien en lo anímico", según reconoce el preparador, puesto que su equipo arrastra una importante fatiga, tanto física como mental. Algo que puede jugar en favor de un Villacañas que llega "con algo más de descanso" a la cita. Además, Calleja insiste en que los rojillos "tienen jugadores mejores de la posición en la que se encuentran", deteniéndose especialmente en Ángel Luis, que "te puede ganar el partido perfectamente". 

Todavía lejos

Manu Calleja insiste en no lanzar las campanas al vuelo porque "todavía estamos muy lejos del objetivo y queda mucho". No quiere por tanto que se produzca ningún tipo de relajación en los suyos ahora que han conseguido una mínima distancia respecto a la quinta posición, en especial porque tanto La Roda como el Albacete B son equipos capaces de pelear por meterse hasta el final. 

Sobre el horario del partido, indica Calleja que se buscaba "tener más descanso y la plantilla lo merecía; cuando te piden algo hay que corresponderles porque cuando tú se lo pides ellos te lo dan". Con todo, reconoce el entrenador que "cuando sepamos el resultado que logremos a las 22:30 horas sabremos si hemos acertad". Será un partido especial, además, porque se espera que Chato pueda presenciarlo, desvelando el entrenador además un pequeño secreto de vestuario: "la camiseta con el 5 sigue colgada en su percha; para nosotros es un aliciente y una alegría tremenda". 

COMPARTIR: