15 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

'PLAY-OFF' A SEGUNDA DIVISIÓN B

El Villarrobledo gana, pero mereció más premio y se la jugará en La Albuera

FOTO: Gimnástica Segoviana
FOTO: Gimnástica Segoviana

El CP Villarrobledo toma ventaja en la eliminatoria frente a la Gimnástica Segoviana tras un duelo en el que se impusieron, no sin cierto sufrimiento, ante un rival que demostró que va a ser duro en La Albuera. Y es que el 2-1 cosechado por los pupilos de Castellanos puede considerarse un buen primer paso, aunque algo escaso a tenor de sus méritos y el hecho de haber encajado de penalti puede tomarse como un aviso serio de que el trabajo sigue estando por hacer. 

No obstante, comenzaron mejor los rojillos, que ya lanzaron su primera advertencia en el minuto con un tiro al poste de Dani Cabezuelo, desde la frontal, después de una buena dejada. Fue una ocasión de oro para un cuadro local que dominó el inicio con varias situaciones de peligro y que no tardó mucho más en adelantarse. En el minuto 21, un gran centro desde la izquierda lo controló a la perfección Juanma Montero. Se acomodó el balón con inteligencia y soltó un remate seco que dobló las manos de Facundo, el guardameta visitante. 

Con el 1-0 no se relajó el conjunto albaceteño, pero su arreón inicial fue poco a poco diluyéndose ante una Gimnástica que creció con el paso de los minutos. Así, cumplida la media hora de juego, trató de poner en apuros Quino al meta local, pero Javi López respondió con mucha solvencia para desviar su lanzamiento desde fuera del área. Con dominio repartido y los contragolpes carentes de último pase del Villarrobledo se alcanzó el tiempo de descanso. 

Golpe y reacción

En la segunda mitad, el Villarrobledo vio cómo la Gimnástica ponía a prueba su capacidad de reacción. Y lo cierto es que salieron airosos los rojillos, que también se quedaron con el protagonismo inicial, aunque esta vez el cancerbero visitante se encargó de resolver el peligro con total suficiencia. 

Sin embargo, en el minuto 60, un servicio de Juan de la Mata lo acabó controlando Alonso, que a la hora de rematar fue derribado dentro del área a juicio del colegiado, que no dudó en señalar el punto fatídico. Al lanzamiento acudió Mika, quien engañó a Javi López para establecer el empate con suma tranquilidad. 

No duró demasiado la alegría en el bando segoviano, puesto que la reacción a este mazazo iba a ser inmediata por parte de los albaceteños. Otra vez el goleador de la primera parte, Juanma Montero, se iba a encargar de resolver la papeleta por sí mismo. Esta vez, eso sí, el centro llegó desde la derecha en el minuto 62 y el jugador rojillo cabeceó de primeras el servicio para mandar a la red el 2-1 y devolver la locuta al 'Barranco del Lobo'. 

Con el gol, se vivieron unos primeros minutos en los que el Villarrobledo quiso sentenciar, pero los envíos al área fueron bien resueltos por una Gimnástica que optó por la misma fórmula para dar pasos al frente. El juego directo de los visitantes y sus constantes situaciones de peligro a balón parado encogieron los corazones de todos excepto de una zaga local impecable en las labores de achique. Incluso, en el tramo final, bien pudieron los rojillos cerrar el primer 'round' con un golpe directo al mentó de su oponente, pero Facundo atrapó el cabezazo de Perona para mantener el 2-1 final.

COMPARTIR: