COPA DEL REY

1-0 | El Conquense se vacía en Castalia pero cae apeado a las primeras de cambio

FOTO: Archivo (UB Conquense) FOTO: Archivo (UB Conquense)

Al Conquense sólo le ha podido durar un día el sueño de la Copa del Rey. El cuadro blanquinegro se empleó a fondo ante el Castellón, pero no tuvo fortuna de cara al gol y acabó eliminado en la primera ronda del torneo por un mínimo 1-0. Un tanto en la segunda mitad les bastó a los locales para llevarse un choque en el que luego se defendieron para evitar que los de Luis Ayllón forzaran, al menos, una prórroga que merecieron. 

Comenzó el choque con los dos equipos tomándose la medida y fruto de ello se dio una primera mitad muy equilibrada. Ninguno se acercó con asiduidad a la meta contraria, aunque justo es reconocer que los visitantes parecían estar un punto por encima respecto al rival. Con todo, la única ocasión de mérito debe rescatarse del minuto 18, cuando Adhibe ejecutó un disparo lejano que se marchó fuera. 

Hasta el descanso, el Conquense disfrutó de más acercamientos sobre la meta de Álvaro Campos que los locales. Sin embargo, los visitantes no tuvieron la claridad necesaria como para poner en verdaderos apuros al cancerbero castellonense. 

Un jarro de agua fría

En la segunda mitad, salió con mayor voluntad el Conquense para llevarse la victoria, aunque la primera ocasión la firmaron los locales. Un error de Jon Vega lo aprovechó Muguruza para sacarse un buen disparo ante el que tuvo que intervenir Sergi Puig. En el minuto 57, fue el conjunto castellano-manchego el que disfrutó de una oportunidad que pudo cambiar la historia de la eliminatoria. Diego Peláez recibió con ventaja y se sacó un tiro que Álvaro Campos logró rozar lo justo para que se estrellase en el poste. 

Estaban mejor sobre el terreno los visitantes, pero paradójicamente fue en ese momento cuando recibieron el mazazo. Hicham recibió un balón en zona de tres cuartos y enfiló el camino de la portería. A su paso le salió un defensor, pero el atacante aguantó la tarascada para plantarse ante Sergi Puig y acabar definiendo en el mano a mano el 1-0. 

Quedaba por delante media hora de juego y el Conquense tenía todavía tiempo de levantar el marcador, a pesar de que el golpe fue duro de asimilar. Ayllón reaccionó pronto con dos cambios, introduciendo a Jorge y Jairo, y la respuesta del equipo se notó. Primero avisó De Pedro con un buen disparo que Campos sacó con verdaderos apuros, pero la ocasión más clara llegó prácticamente al final. 

Jairo ganó la línea de fondo después de aguantar el contacto de un defensa y se plantó ante Álvaro Campos, pero en el mano a mano salió victorioso el cancerbero para evitar la última gran oportunidad de un Conquense que cayó eliminado en Castalia. A pesar de ello, los castellano-manchegos dejaron una gran imagen y merecieron, al menos, la prórroga. 

Compartir