LIGA SMARTBANK

El técnico del Albacete, Lucas Alcaraz, no teme por su puesto ante el duelo frente al Zaragoza

FOTO: Albacete Balompié. FOTO: Albacete Balompié.

El técnico del Albacete, Lucas Alcaraz, ha reconocido que no está pendiente de una posible destitución por un mal resultado en Zaragoza el domingo, tras sólo haber sumado un punto en cuatro jornadas, porque “ya llevo muchos años en esto y prefiero quedarme con las buenas sensaciones que me están dejando los jugadores en los últimos días y que me hacen ser optimista”, ha aseverado.

Ha reconocido que “las sensaciones las mide la competición”, aunque no le “preocupa” su puesto, sino que se centra “en lo que veo día a día y esa implicación de los jugadores me deja contento”, ha insistido. Pese a sus treinta años de experiencia en el mundo del fútbol, ha afirmado que los resultados “no se pueden controlar” y, simplemente, ha argumentado para defender esta teoría que “el año pasado se dieron los resultados y éste no y, lógicamente, no dejan contentos a nadie”.

El preparador granadino ha defendido la utilización de distintos jugadores en las alineaciones y durante los partidos, porque “es mejor mantener a toda la gente enchufada para cuando necesites a alguien específico”, ya que entiende que “el balón más importante te puede llegar en el minuto dos o en el noventa y cinco, además de que durante la temporada suele haber lesiones”.

Alcaraz también se ha referido a la presión que pueda tener el Zaragoza, equipo llamado a pelear por el ascenso y que, pese a haber disputado dos partidos, no ha ganado todavía. “Depende de cómo lo veas, aunque para la jornada que es, hay cierta ansiedad y debemos afrontarlo sabiendo también que nosotros no hemos ganado”, ha remarcado.

Compartir