COPA DIPUTACIÓN

El Villarrubia cierra el año con el título provincial tras derrotar al Socuéllamos

FOTO: Formac Villarrubia. FOTO: Formac Villarrubia.

El Formac Villarrubia cierra el año con un título, la Copa Diputación de Ciudad Real, después de imponerse por 0-2 al Yugo Socuéllamos en el Paquito Giménez. Los de Javi Sánchez se mostraron más certeros en la segunda mitad, marcada por la entrada de Carlos Martínez al campo, y se llevaron una meritoria de un partido con más igualdad de la que dicta el marcador.

Comenzó el partido con un primer susto para el Villarrubia, aunque Robles se encargó de desbaratarlo para dar paso a una fase de juego en la que ambos se tomaron la medida. El siguiente en probar fortuna fue Iván Bueno, cabeceando un centro de Iván Gutiérrez, pero Nikolov se encargó de desbaratar la acción con una gran intervención.

Si bien no había muchas ocasiones, las pocas que se registraban sí llevaban cierto peligro, como un remate de Álex Jiménez que se marchó alto por muy poco. Con todo, a pesar de estos acercamientos, el encuentro llegó con empate a cero al tiempo de descanso. 

Segunda Parte

En la segunda mitad, comenzó el partido con mucha intensidad y un primer aviso de Pallarés, que buscó sorprender a un Robles muy bien colocado durante todo el encuentro. El partido, eso sí, cambió de forma radical con los cambios. En especial, con la entrada de Carlos Martínez, que nada más ingresar en el terreno de juego empezó a marcar diferencias. Así, en el minuto 63, un saque de banda muy profundo de Carlos García evitó que se saliera Julen Colinas, cuyo envío al punto de penalti lo remachó el citado Carlos Martínez para establecer el 0-1. 

Todavía quería más el Villarrubia y, con el Socuéllamos algo aturdido por el tanto, logró el segundo. De nuevo fue Carlos Martínez el que se encargó de poner un centro medido al corazón del área, donde Juan Arcas entró con fuerza para anotar el 0-2 que dejaba el duelo muy encarrilado. 

Bien pudieron reducir diferencias los locales, que reaccionaron asediando la portería visitante. Sin embargo, Robles se encargaba de desbaratar todas las oportunidades, la mayor parte de ellas a balón parado -como una muy clara de Chete- que iba generando un Socuéllamos al que le faltó puntería para añadirle picante al final del envite. El 0-2, por tanto, no se movió y el Villarrubia se acabó haciendo con el Trofeo Diputación en el Paquito Giménez. 

Compartir