SEGUNDA DIVISIÓN B

Los errores defensivos vuelven a condenar al Conquense en casa de un filial de campanillas

FOTO: UB Conquense FOTO: UB Conquense

Al Conquense se le fue la oportunidad de sumar en el feudo del Villarreal B por culpa de sus propios errores. Y es que los de Luis Ayllón cometieron unos fallos en defensa que les acabaron penalizando, a pesar de adelantarse muy pronto en el marcador y de ofrecer un buen nivel en líneas generales. Sin embargo, ante futbolistas de tanto talento como los del cuadro amarillo, estas concesiones se acaban pagando muy caros. 

Y todo ello a pesar de que los blanquinegros, este sábado de rojo, comenzaron ganando el encuentro. Y no por casualidad, precisamente, puesto que los visitantes salieron dispuestos a poner en dificultades a un filial que se vio agobiado en los primeros minutos. Fruto de ello, Jairo Cárcaba cazó un rechazo a tiro del lateral De Pedro y acabó soltando un lanzamiento cruzado que se convirtió en el 0-1 cuando sólo se habían consumido los cinco minutos iniciales. 

Entró a este intercambio de golpes el Villarreal que de forma inmediata respondió creando peligro sobre la portería de los conquenses. Así, en el minuto 7, Marqueta ya tuvo que salvar un buen disparo de Enric Franquesa que se colaba. Bien pudo abrir brecha en el marcador Jorge, pero cuando se disponía a encarar al meta local el colegiado ya había señalado falta previa del atacante. 

Siguió insistiendo el conjunto levantino y en el minuto 21 Roger probó fortuna con un cabezazo en un córner que se marchó por poco. El que ya no perdonó fue Villa, quien se aprovechó de una indecisión de la defensa en el minuto 34 para entrar en el área y batir por bajo en el mano a mano a Marqueta. 

Sin embargo, el verdadero mazazo para los conquenses llegó en el minuto 41, cuando otro error defensivo en un despeje lo aprovechó una vez más Villa, quien se coló en el área y sorteó a Marqueta para establecer el 2-1. Un resultado muy amargo para los méritos hechos por los de Ayllón, que dejaron escapar una ventaja valiosa antes del descanso. 

Mazazo tempranero

En la segunda parte, las cosas no comenzaron bien para el Conquense. Y es que en los primeros compases, sin tiempo prácticamente para situarse en el terreno de juego, encajaron el 3-1- Samu ganó la línea de fondo y acabó poniendo un pase de la muerte que no halló rematador amarillo, pero sí la pierna de Fran Simón para introducirse, con muy mala fortuna, el balón en so propia portería. 

A partir de entonces, con un marcador muy adverso, el Conquense se lanzó a por un imposible. Dominó el encuentro de forma amplia y buscó con insistencia una remontada que parecía cercana cuando recortó distancias. Y es que en un balón pasado al área la pelota acabó llegando a De Pedro, quien con mucha inteligencia forzó el penalti de un defensor del Villarreal. Al lanzamiento acudió Jairo para anotar su segundo gol y poner el 3-2 esperanzador en el minuto 77. 

Parecía que el Conquense tenía pólvora y ambición para remontar, pero no pudo darle la vuelta al marcador. Entre sus ocasiones más claras estuvo un lanzamiento muy potente de Jorge que se marchó muy cerca de la meta local. Tan cerca como estuvieron los castellano-manchegos de sumar en uno de los campos más complicados de la categoría. 

Compartir