SEGUNDA DIVISIÓN B

El Talavera viaja a Melilla consciente de que deberá sufrir para volver con premio

FOTO: CF Talavera
FOTO: CF Talavera

El CF Talavera de la Reina se prepara ya para cruzar el Estrecho y medirse al Melilla, un rival ante el que los cerámicos estarán obligados a ofrecer su mejor cara si quieren sumar. Un reto importante para mantenerse en la zona tranquila de la clasificación y no complicarse la vida con vistas al último tramo de la competición. 

De cara a este encuentro, lo que más preocupa al técnico de los talaveranos es el apartado de baja. Y es que las sanciones de Óscar Martín y Melchor se añaden a otras dos ausencias importantes por lesión, en este caso de Jonxa y Paul Quaye, mientras que Juanra y Nandi tampoco pudieron ejercitarse. Seis hombres importantes que no estará a disposición del equipo y que obligarán al preparador a "hacer encaje de bolillo atrás". Con todo, Fran Alcoy insiste en que "por las bajas no lloro y creo que vamos a responder bien". Todo ello a pesar de que "vamos a tener que llevar a dos chicos juveniles, Dorado y Nacho"

Para el entrenador, "es un partido que va a ser muy complicado, pero hay que hacerse fuertes y estas cosas suelen unir más a un equipo". Sin duda, la principal dificultad será el propio Melilla, un contrincante ante el que el desplazamiento será largo pero no excesivamente incómodo, al realizarse en avión. "Son peores aquellos en los que tienes que hacer nueve horas de autobús", admitió. 

Los fichajes de Traoré y Heber no han hecho sino "reforzar a un equipo muy fuerte" ante el que Alcoy considera que se verá "un abanico importante de futbolistas, todos ellos contrastadísimos en la categoría". Para superar este escollo, se antoja fundamental "hacer un partido serio", aunque no esconde que también puede tratarse de una oportunidad porque "un resultado positivo allí nos reforzaría mucho". No en vano, entiende que "ir allí creyendo que no vas a sufrir como un bellaco es ir engañado; nos van a poner en problemas, pero otra cosa es que compitamos y tengamos detalles que caigan de nuestro lado". 

Tranquilidad en el mercado

"En este mercado de invierno siempre hay ofrecimiento a jugadores pero luego el club tiene la potestad de elegir lo que estime oportuno", indicó el preparador, que no escondió que las decisiones estaban muy marcadas en el cuadro cerámico en el capítulo de salidas. "Ya dijimos que había dos casos, Cabañas y Calarge, a los que íbamos a dar el visto bueno en su petición" de salir. Alcoy reconoció que el último día antes del cierre de esta ventana de fichajes fue "tranquilo, aunque en los días anteriores sí hubo algo más de marejada", por las posibilidades que había sobre la mesa de que se marcharan Santomé y Espinar, que finalmente seguirán en la entidad. 

COMPARTIR:
TAGS: