TERCERA DIVISIÓN

Empate que le sabe a poco a un Conquense que mereció más en Peralada

FOTO: UB Conquense FOTO: UB Conquense

Se quedó con la miel en los labios el Conquense de salir líder junto al Hércules del campo del Peralada. El cuadro blanquinegro realizó un buen partido en casa del filial del Girona, pero un tanto de Moha en los minutos finales les dejó a los de Luis Ayllón con regusto amargo de ceder dos puntos. 

Y es que el Conquense lo mereció más que el contrario. No en vano, los blanquinegros, que jugaron de rojo para evitar la coincidencia de colores, dominaron el inicio del envite y dispusieron de la mayor parte de los acercamientos. Eso sí, no fue hasta pasada la media hora de juego cuando no se registró una ocasión realmente peligrosa. 

Una gran acción de Jorge acabó llegando en primera instancia a Arroyo, cuyo remate tuvo que desbaratar el meta local. El rechazo le cayó a Jairo Cárcaba, que no pudo armar el remate en el punto de penalti, por lo que cedió sobre De Pedro. El lateral ganó entonces la línea de fondo y la volvió a meter dentro del área, acabando de nuevo en un remate de Arroyo en una posición inmejorable que se le marchó alto. 

Por lo que se refiere al Peralada, intentaba buscar los huecos en una defensa del Conquense bien armada y que concedió muy poco. No en vano, Marqueta apenas tuvo que intervenir antes de que se decretase el descanso. 

Más merecimientos

En la segunda mitad, el primero que avisó fue el Peralada, con un disparo de Andzouana que acabó sin consecuencias. A partir de ahí cogió de nuevo las riendas del choque el Conquense, amasando el balón y pisando con asiduidad el área de los catalanes. 

Fruto de este dominio, Agi se internó en el área peleando por un balón en el minuto 78 y le ganó la partida a su marcador, que le derribó de forma clara. El colegiado no lo dudó y señaló el punto fatídico, donde acudió Jairo Cárcaba para transformar el lanzamiento con seguridad a pesar de la estirada de Marc. 

El Conquense siguió con el mismo planteamiento a pesar del 0-1 y el Peralada no lograba salir de su campo para buscar el empate. Sin embargo, en una acción individual en el minuto 85, Moha se marchó de Arroyo a trompicones y logró tirar una pared con un compañero. El extremo la recibió en la frontal del área, se abrió hueco para el disparo y soltó un latigazo ante el que Marqueta no pudo intervenir. El 1-1 hizo mella a un Conquense que se veía con los tres puntos y que se tuvo que conformar con el empate. Un punto valioso y que con perspectiva puede verse como bueno gracias al gran inicio de los blanquinegros este curso. 

Compartir