SEGUNDA DIVISIÓN B

El Socuéllamos cae ante el Mérida, su bestia negra, en un duelo marcado por un mal arbitraje

FOTO: Captura de CMMedia. FOTO: Captura de CMMedia.

El Yugo Socuéllamos volvió a caer frente a su bestia negra. El Mérida se llevó los tres puntos del Paquito Giménez muy condicionado por la polémica arbitral que rodeó a la actuación de un colegiado, Fuentes Molina, que se vio superado por las circunstancias. Sus decisiones acabaron siendo determinantes y todas las importantes cayeron en contra de los ciudadrealeños, que no pudieron levantar un duelo en el que jugaron con uno menos desde el minuto 25. 

El partido comenzó con las fuerzas divididas y con los dos equipos tratando de hacerse fuertes en la medular para llegar a la meta contraria. Si bien es cierto que las oportunidades escasearon, fue el Mérida el que protagonizó más acercamientos sobre la portería de Javi Sánchez. La mayor parte de ellos, eso sí, en jugadas lejanas a balón parado bien controladas por la zaga local. 

Sin embargo, en el minuto 25, se iba a producir una jugada que condicionó el resto del envite. El guardameta blocó bien un balón bombeado y quiso sacar rápido de su área. Sin embargo, acudió a estorbarle Robles. Javi Sánchez sacó levemente el codo, pero lo suficiente como para contactar con el atacante, que exageró la caída para engañar a un colegiado, Fuentes Molina, que picó en la artimaña. El árbitro señaló la pena máxima y expulsó al portero. Se puso bajo palos Nikolov, pero no pudo detener el penalti lanzado por Dani García que supuso el 0-1. 

El golpe le hizo daño al Socuéllamos, pero a base de casta fue ganando metros y creyendo en sus posibilidad ante un cuadro romano que creía tenerlo todo hecho. No en vano, la pelea de los azulones les acabó concediendo muchos minutos en campo contrario, lo que en el Paquito Giménez es sinónimo de peligro. El premio a esta insistencia llegó en el minuto 44, cuando un córner bien botado por Kike Domínguez al punto de penalti lo cabeceó libre de marca Megías a gol. Era el empate con el que se llegó al tiempo de descanso. 

Segunda Mitad

La reanudación trajo malas noticias de nuevo para el Socuéllamos. Y es que, cuando apenas se habían cumplido dos minutos de juego, un balón a la espalda lo controló Fraile, por el que la zaga azulona pidió fuera de juego. Fuentes Molina no lo vio y en la continuación de la jugada el delantero puso la pelota al corazón del área, donde Dani García sólo tuvo que mandar a la red el envío para establecer el 1-2. 

Otra vez le tocó remar al Socuéllamos y de nuevo la polémica iba a sobrevolar por el Paquito Giménez. Una jugada por la derecha permitió a Adrián ganar la línea de fondo y servirle un buen pase a Josemi, cuyo remate lo sacó un defensa de forma muy apurada. Tanto, que los azulones insistieron en la que la pelota había traspasado la línea antes de producirse el despeje. 

No dejó de intentarlo el cuadro azulón a pesar de que todo jugaba en su contra y que cualquier acción la entendía el colegiado en su contra. Todas menos una, en los estertores del choque, cuando Tovar fue expulsado por los visitantes por dejar el pie cuando Nikolov se le anticipó para atajar un balón largo. Una roja que ya era intrascendente porque el partido estaba terminado.

Compartir