14 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SEGUNDA DIVISIÓN B

Un Conquense muy atascado permite que el Baleares se lleve el triunfo de La Fuensanta

FOTO: Captura de CMMedia
FOTO: Captura de CMMedia

Mal partido de la UB Conquense, que vio cómo el Atlético Baleares se llevaba la victoria en un partido en el que a los blanquinegros no les salió nada en ataque. De hecho, los de Láinez tuvieron muchas dificultades para acercarse a la portería visitante y ni siquiera en los últimos minutos, con un par de saques de esquina a los que se incorporó Marqueta, inquietó verdaderamente a su rival. 

Y es que el Conquense se mostró como un equipo atascado desde el principio. No en vano, después de unos minutos de tanteo, fue el Atlético Baleares el que empezó a sembrar el peligro sobre la portería local. El primero en intentarlo de forma seria fue Canario en el minuto 19, tras una jugada individual en la que penetró por la derecha para acabar soltando un latigazo que se estrelló en el larguero. El extremo, exjugador del CD Toledo, probó suerte poco después con un lanzamiento que le salió demasiado alto. 

El Conquense apenas conseguía hilvanar jugadas de calidad poco a poco los amarillos fueron sintiéndose más cómodos en el campo contrario. De este modo, en una jugada con algún rechazo, la pelota acabó llegando a los dominios de Canario, quien habilitó con un pase la internada de Peris, que a pierna cambiada sólo tuvo que poner la pelota lejos de los dominios de Marqueta para abrir el marcador. Corría el minuto 40 y el tanto iba a hacer mucho daño a los blanquinegros, que se iban a marchar al descanso con el 0-1 en el electrónico. 

Sin mordiente

En la segunda parte, el Conquense se topó con un Atlético Baleares que apenas dejó espacios para un cuadro local al que se vio muy atascado. Ni siquiera los cambios, con la entrada de un esperado Chrisantus, modificó un decorado que pintaba mal para los locales. Tanto es así que apenas se pudo rescatar algún disparo sin mucha fe en un partido que se había convertido en una sucesión de balones contra un defensa que no permitía alegrías al contrario. 

En el tramo final del encuentro puso más empuje el conjunto balompédico, forzando situaciones de pelota parada que tampoco le dieron ningún rédito. Ni tan siquiera en el descuento, cuando botó dos saques de esquina a los se incorporó a la desesperada Marqueta, pudo rematar el Conquense contra la portería rival. De hecho, en el penúltimo córner, tuvo que perseguir Jorge a un rival para evitar que anotase el 0-2 a portería vacía. En cualquier caso, no pudo evitar que los puntos volaran de La Fuensanta, donde su público acabó enfadado con el equipo.

COMPARTIR: