17 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

FOTOGALERÍA

El arte de Delacroix, Daumier o Kandinsky llega a Toledo de la mano de Roberto Polo

El mecenas cubano-estadounidense Roberto Polo ha afirmado que la apertura de su Colección en el antiguo convento toledano de Santa Fe, que expone unas 250 obras de 171 autores desde finales del XIX y hasta lo que va del XXI, es "un sueño" hecho realidad que va a llenar "lagunas" que hay en los museos españoles.

El consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Ángel Felpeto, y Roberto Polo han presentado en Santa Fe la 'Colección Roberto Polo. Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha' (resumido 'Corpo') acompañados por el director artístico de la Colección, Rafael Sierra, que ha explicado cómo se gestó este proyecto.

Hace cuatro años Sierra recibió una llamada telefónica de Roberto Polo, desde Bruselas, invitándole a conocer su colección, formada por unas 7.000 piezas. Le preguntó qué se le ocurría hacer con ella, a lo que Sierra respondió que debía venir a España.

Una de las propuestas que recibieron fue la del Gobierno de Castilla-La Mancha, que ya en 2016 comenzó a trabajar con el coleccionista -aunque la firma del acuerdo se plasmó en julio de 2018- y que propuso como sedes para la Colección Roberto Polo las ciudades Patrimonio de la Humanidad de Toledo y Cuenca.

De esta manera, a partir de este miércoles 27 de marzo el convento de Santa Fe acoge obras de arte de las vanguardias históricas del norte, centro y este de Europa y de creadores contemporáneos europeos y norteamericanos, algunos célebres y otros menos conocidos pero fundamentales en opinión de Polo, que no se guía "por firmas" sino por el arte, ha dicho a los periodistas en la apertura de su Colección.

"Me guio por el arte. Y arte y mercado del arte son dos cosas muy diferentes que rara vez coinciden. Lo importante para mi es la obra de arte", ha apuntado el coleccionista, quien también ha señalado que un museo "no es una casa de subastas" y ha confiado en el papel pedagógico que tendrá 'Corpo' y la "mirada extendida" y la sorpresa que despertará en los visitantes.

Eugène Delacroix, Honoré Daumier, Wassily Kandinsky, Henri Edmond Cross, Georges Lacombe, Karl Schmidt-Rottluff, Max Hermann Pechstein, Marthe Donas, Josef Peeters, Pierre-Louis Flouquet, Gustav Miklos o Georges Vantongerloo son algunos de los autores cuyas obras conviven desde este miércoles con un antiguo convento que hunde sus raíces hasta el siglo IX.

La ubicación en Toledo también supone "imaginar" una conexión con el eje madrileño Recoletos-Paseo del Prado que enlazaría con el Reina Sofía y se prolongaría hasta la capital de Castilla-La Mancha, ha dicho Sierra, quien ha elogiado el "diálogo entre pasado y arte contemporáneo" que se ha logrado en Santa Fe y ha apuntado que los 1,2 millones de euros de presupuesto (incluyendo rehabilitación del edificio, transporte de las piezas, seguros y montaje) es similar al de una exposición temporal.

Polo (La Habana, 1951) ha admitido que el de este miércoles es el día "más importante" de su vida en el arte, un "sueño" que se ha hecho "realidad" y ha concretado que 'Corpo' va a llenar "lagunas" del patrimonio artístico español, que es "fuerte" en algunas áreas pero "frágil" en otras, como la que ahora acoge Toledo.

Por su parte, el consejero de Cultura ha explicado que 'Corpo' tendrá puertas abiertas este jueves 28, el viernes y el sábado en horario de 10 a 18 horas, y también el domingo de 10 a 15 horas, y desde el lunes 1 de abril la entrada normal costará ocho euros y la reducida, cuatro.

El jueves y el viernes se han organizado visitas dirigidas a colectivos como guías turísticos, agentes culturales, tour operadores, blogueros e 'influencers', ha dicho Felpeto quien ha confiado en que la Colección Polo pase a "formar parte del imaginario colectivo" de Toledo, Castilla-La Mancha y todo el país.

Antes de la presentación a los periodistas de 'Corpo' se ha celebrado una reunión del patronato de la Fundación Roberto Polo a la que solamente no ha podido asistir Michel Draguet, director general de los museos reales de Bélgica.

COMPARTIR: