La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Qué vino de Castilla-La Mancha es el primero de los 5 más caros de España?

AurumRed, 16 litros de vino y arte a 340.000 euros la unidad 

Vuelve a hablarse del vino más caro de España y uno de los que cuestan más en todo el mundo: AurumRed, el exquisito caldo de Las Pedroñeras (Cuenca) que está al alcance de muy pocos. Cada botella cuesta 17.000 euros. Si es una garrafa unida al arte el precio se dispara a más de 300.000. Cosa del lujo y de los adinerados que se lo pueden permitir porque tal como sostiene Custodio López Zamarra, citado por El Español en un sabroso artículo de Laura S. Lara, ningún vino cuesta más de 50 euros por muy bueno que sea: “Si algunos superan los miles de euros es porque hay alguien que puede pagarlos y momentos en la vida que no tienen precio”, dice el exsumiller del restaurante madrileño Zalacaín.

Pese a la opinión el experto, hay vinos cuyo coste está muy por encima de los 50 euros. Uno de ellos, el más caro, es de Catilla-La Mancha y o se ha hecho famoso por su sabor ya que pocos han podido probarlo, sino por su precio. Sobre el AurumRed hemos hablado en más de una ocasión en EL DIGITAL CLM. Ahora ha sido El Español el que ha elaborado el top ten de los vinos españoles más caros y el que lo ha situado en el puesto número uno, advirtiendo que también es uno de los más prohibitivos del mundo: "Este año el precio de su edición oro oscila entre los 17.000 y los 25.000 euros, pero si nos vamos a la edición más especial, una creación que aúna arte y vino, el precio asciende a los 340.000 euros". Así, sin anestesia. 

Alberto Rodríguez Serrano ha sido el encargado de imprimir su creatividad en esta exclusiva botella de AurumRed y darle una nueva concepción artística al vino. Su obra contiene 16 litros de la edición oro en una gran botella de unidades limitadas, y es el primero de varios proyectos de la bodega en los que arte y vino se integrarán en una misma creación. Y todo ello desde Las Pedroñeras, en el corazón de La Mancha conquense en el que otro fuera de serie de la restauración, Manuel de la Osa, ha hecho historia con el restaurante Las Rejas. Lo debe dar el ajo morado.

Cuenta Laura S. Lara con mucha precisión que "los matices del tempranillo de Las Pedroñeras cambian dependiendo de la dirección que tome el giro del vaso antes de beber. O al menos así lo asegura la bodega. Si volcamos el líquido en el sentido de las agujas del reloj, percibiremos aromas a pan de higos, brevas y especias, y en boca lo notaremos más alcohólico y más maduro. En el sentido opuesto, obtendremos más finura y elegancia, y aromas a frutas pequeñas, cacao y cassis". De lo que no habla es del sentimiento que produce beberse 17.000 euros de vino en el breve lapso que dura una comida.

El creador de este prodigio vitícola es Hilario García, quien no deja que nadie tenga contacto con sus plantas y que ha adoptado el novedoso descubrimiento del japonés Masaru Hemoto que demuestra que las botellas tienen mejor sabor cuando reposan en vertical en vez de horizontal. Cultivar en diferentes lunas o hablarle a la uva son otros de los factores que, según el experto, “después harán hablar al vino”. Pues eso, que sabe vender el producto.

También caros, pero lejos de los 17.000 euros del vino de Las Pedroñeras, son Vitral de Otazu, 1 (450 €), Teso La Monja (1.272 €), La Faraona (933 €) y Pingus (800 €).

COMPARTIR: