15 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
La Pregunta

La Pregunta

EDCM

El hombre que mató a dos personas en 1997 y casi asesina a una anciana el sábado, ¿qué relación tuvo con Cuenca?

2019/10/29/124466_juanjo.jpg

La Policía Nacional detuvo el pasado sábado a un trabajador del hospital de Alcorcón cuando intentaba matar a una anciana de 82 años ingresada en la unidad de trauma del centro sanitario. Juanjo F.G., de 49 años, trató de asfixiar a la paciente con una almohada, pero en ese momento se despertó la compañera de la misma habitación y avisó a las auxiliares, que pudieron evitar el crimen y facilitar su arresto.

Se trata de un empleado de la empresa Ilunion que se encarga del servicio de lavandería y lencería del hospital de Alcorcón. Según las averiguaciones policiales, padece esquizofrenia y está ingresado en la Unidad de Psiquiatría del mismo hospital.

Se da la circunstancia de que el detenido ya mató a dos personas hace 22 años de forma similar. Fue en diciembre de 1997 cuando acabó con la vida de Valeriana de la Fuente, de 82 años, cuando dormía en la habitación 4.601 del Hospital Clínico. El asesino fue detenido en ese momento. Dos días después mató a un recluso que dormía en la enfermería de la prisión de Carabanchel, donde ambos estaban presos.

Cuando cometió aquellos asesinatos, Juanjo F.G. era futbolista el Conquense. El Día de Cuenca recogía en portada el 2 de diciembre de 1997 aquellos hechos, contando que Juan José González, conocido como "Juanjo" en la Balompédica conquense, había sido acusado de matar a sangre fría a dos personas en un plazo de 48 horas: una anciana en estado terminal y un recluso de la cárcel de Carabanchel. La noticia conmocionó a la ciudad de Cuenca, y especialmente a todos los relacionados con el mundo del fútbol.

Tres años después fue absuelto por eximente total por trastorno mental y el tribunal ordenó su ingreso en el centro psiquiátrico penitenciario de Alicante por un tiempo no superior a los 20 años. En 2007 quedó en libertad aunque sometido a un control periódico desde un centro de referencia y medicado. Aún hay más en su macabro currículum. En los archivos policiales se tiene constancia de que ya intentó matar a otra persona en otro centro médico en 1993.

COMPARTIR: