La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Qué castellano manchega está teniendo un papel principal en la fusión de Unicaja y Liberbank?

2019/01/07/84747_petramateos.jpg
Petra Mateos

Unicaja Banco y Liberbank afrontan un mes clave para determinar su participación futura en el grupo resultante de su fusión, ya que no está claro que a la entidad malagueña le corresponda un 60 por ciento y a la segunda, un 40 por ciento. Las negociaciones de ambas entidades para crear el sexto mayor banco de España, con un volumen de activos próximo a 96.000 millones, se retoman después de las Navidades y se mantiene la idea de que la operación podría cerrarse en la primera mitad de 2019. Las conversaciones entre ambas entidades se iniciaron al más alto nivel, si bien desde diciembre se requirió la participación de Deutsche Bank y Mediobanca como asesores para definir el proyecto común de fusión.

Una de las personas más activas dentro de este proceso de fusión está siendo la castellano-manchega Petra Mateos Aparicio Morales. Natural de La Solana (Ciudad Real), Mateos es vocal dominical de Unicaja Banco desde el año 2014 -reelegida en 2018- y miembro destacado de su consejo de administración en los trámites de fusión que actualmente desarrollan ambos bancos. Catedrática en Ciencias Económicas y Empresariales es además profesora de la UNED, y en Castilla-La Mancha desarrolló su actividad profesional en la compañía Telecom Castilla-La Mancha como presidenta desde mayo de 2006 hasta diciembre de 2010. Además, es administradora única y consejera de las empresas Altkoca S.L., Senectial S.L., Ghesa Ingeniería, Técnicas Reunidas S.A., y autora de diversos libros y publicaciones.

Desde un primer momento, a tenor del volumen de activos de cada una de las dos entidades, se dio por hecho que Unicaja Banco obtendría una participación del 60 por ciento y Liberbank el 40 por ciento restante.  No obstante, según han matizado a Efe fuentes próximas a la operación, ese reparto está aún por determinar ya que el peso de Unicaja Banco podría quedar entre el 55 por ciento y el 57 por ciento, con lo que el de Liberbank aumentaría hasta el 43 por ciento o 45 por ciento. Sólo en préstamos morosos, la primera entidad acumula 2.221 millones y la segunda, 1.436 millones, a los que hay que sumar los 1.668 millones en adjudicados inmobiliarios de Unicaja Banco y los 2.136 millones de este mismo tipo de activos en Liberbank.

En cuanto a la venta de activos problemáticos -préstamos morosos y adjudicados inmobiliarios-, ambas entidades sumaban a cierre de septiembre cerca de 7.500 millones pese a la reducción en el último año. Unicaja Banco, 3.889 millones y Liberbank, 3.572 millones. Datos que se tendrán en cuenta, entre otros, para fijar la ecuación de canje que se sometería posteriormente, a finales de marzo o abril, al visto bueno de las respectivas juntas de accionistas.

La fusión, en principio, se llevaría a cabo sin necesidad de recurrir a una ampliación de capital, ya que el grupo resultante podría aprovechar las sinergias que genere y la liberación de capital para hacer frente a los gastos de reestructuración.  Estos gastos provendrían principalmente por la integración informática y los ajustes de plantilla en los servicios centrales, ya que las redes de sucursales son complementarias.  Unicaja Banco se centra en Andalucía y Castilla y León, mientras que Liberbank cuenta con una posición estratégica en Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura. Por tanto, las redes de sucursales son complementarias y sumarían 1.866 sucursales, 1.182 de Unicaja Banco y 684 de la propia Liberbank, que cuenta además con más de un centenar gestionadas por asesores bajo un modelo de franquicia.

COMPARTIR: