La Pregunta

La Pregunta


EDCM

¿Qué palacete de Toledo es noticia y por qué lo relacionan con Malú?

El periodista Jesús Manuel Ruiz ha publicado un interesante artículo en Es Diario sobre la historia de la casa de Paco de Lucía en Toledo -además de otros bienes- y cómo ha cobrado actualidad por albergar parte de la historia del legendario artista.

Por su interés, reproducimos íntegro el artículo de Jesús Manuel Ruiz:

Malú aún no ha tenido tiempo para visitar la casa de su tío que ahora es noticia

El Dios del flamenco se fue en febrero del 2014 en Playa del Carmen (Méjico). Aquella mañana fallece Francisco Sánchez Gómez pero Paco de Lucía se quedaba para siempre. Su legado artístico es admirado y seguido en todos los rincones del mundo. Su música, sus botas, su guitarra, sus trabajos, su esencia y su genialidad se queda aquí, en este mundo.

Parte de su vida y sus obras ya se pueden contemplar en la ciudad de Toledo, en la zona de Santo Domingo La Antigua, en la conocida zona de los Conventos. En esta casa, más que vivir, compuso, creo y disfrutó. Allí se retiraba largas temporadas para engendrar su música. Y dio grandes frutos. En la capital manchega consiguió sus grandes éxitos.

Al fallecer Paco de Lucía deja a dos viudas. Casilda Varela con la que tuvo tres hijos, Casilda, Lucía Curro, y con la segunda Gabriela Canseco, sus dos hijos menores, Antonia y Diego.

Paco de Lucía fallece sin dejar testamento y entonces actúa la sucesión “ab intestato” (sin testamento). Sus herederos forzosos son sus cinco hijos. El músico tiene un gran patrimonio. Tres bienes inmuebles en Toledo, una gran mansión en Palma de Mallorca y posesiones en Méjico entre otras muchas propiedades.

El bloque hereditario de Toledo pasa a manos de los hijos de su primer matrimonio. Su hija Casilda (periodista) se queda con un piso en Toledo en la zona antigua que tiempo después es vendido, su hijo Curro (flamenco y cantaor) con otra propiedad situada enfrente del conocido restaurante El Embrujo (lugar típico de reuniones gastronómicas en Toledo) y Lucía (abogada) pasa a ser la propietaria de la casa que ahora es noticia. 

Esta casa permaneció cerrada unos años hasta que aparece en escena Rafael Carmena. Este hombre de mundo y finanzas y amante del buen gusto pide a un conocido que le enseñe la casa de Paco de Lucía y en este momento se enamora de este templo de la música. Comienza la rehabilitación de este “palacete” y pone mucha ilusión y dinero para convertirlo en la Casa-Museo de Paco de Lucía.  

En septiembre de 2017 abre sus puertas y desde aquel momento recibe visitas de todo el mundo. Japoneses y americanos quieren dormir en el lugar donde componía el señor De Lucía. Rafael Carmena consigue su sueño y lo hace cercano al mundo entero. La primera mujer de Paco, Casilda Varela conoce este templo y le parece un lugar de ensueño. Allí está la esencia de quien fue su gran compañero de vida. Sus hijos Curro, Casilda y la propietaria de esta casa (el poseedor es Carmena) también disfrutan de este templo cada vez que pueden. En cambio su segunda mujer, Gabriela, aún no ha querido visitar la que un día fue su casa. Las razones se desconocen, si son sentimentales o que se ha querido separar del pasado. Sólo ella conoce su verdad. 

La casa cuenta con rincones donde la emoción te embarga. En el sótano, se halla su estudio de grabación. Al entrar, un luz ténue y el Concierto de Aranjuez te arrastran hasta que los pelos se ponen de punta o incluso una lágrima se escapa. En la azotea, se encuentra el lugar donde Paco disipaba para conseguir la inspiración.

El restaurante del Hotel se llama Entre dos Fuegos, cocina de vanguardia con los ingredientes de siempre. El Museo-Hotel cuenta con 5 habitaciones. La primera persona -y considerada madrina del templo- fue la gran Carmen Linares. Aquí también se reunieron al principio de la apertura Carmen Martínez Bordiú, Ágatha Ruiz de la Prada y José Miguel Rodriguez “el chatarrero” cuando conformaban un trío muy amistoso. 

Está previsto que en unos días visite este lugar Alejandro Sanz, gran amigo de Paco de Lucía. Su sobrina Malú aún no ha tenido tiempo ni oportunidad de conocer esta joya situada en Toledo. Siempre que se lo ha ofrecido tiene un porqué que se lo impide. Así son los artistas (algunos, no todos). Tampoco lo ha hecho su padre Pepe de Lucía, hermano de Paco. 

Esta semana, esta Casa-Museo tiene más notoriedad porque estos días se han señalado en el flamenco como “las semanas trágicas del cante y el flamenco” al fallecer tres pilares de la música flamenca: Parrita, La Susi y El Maní ya están con su gran amigo.

Compartir