25 de noviembre de 2017
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
La Pregunta

La Pregunta

EDCM

De Ciudad Real, 23 años, tímido, tirillas y actor porno de moda: ¿Quién es?

Ni se esconde ni reniega de sus orígenes. En eso se nota que los tiempos han cambiado una barbaridad y que la industria del cine pornográfico saca a sus estrellas del armario y las expone en público a través de las redes sociales o en la prensa tradicional. Es el caso de Ángel, el joven ciudadrealeño de 23 años al que se le conoce en el mundo del porno como “Jordi El Niño Polla” por las características de sus atributos. Es el actor porno de moda y le reclaman desde todas las partes del mundo, aunque él se sigue sintiendo manchego y yendo a las discotecas de Ciudad Real con sus amigos.

Ha creado su propio canal en YouTube y está arrasando. Es un fenómeno (de la naturaleza). En los canales porno su pequeña figura y su enorme aparato se han hecho habituales. Y empieza a ser también cotidiana su presencia en la prensa tradicional. El Mundo ha sido el último periódico nacional en publicar una entrevista con Ángel: “El actor porno del momento es este tirillas manchego de 23 años, hipertímido, pero dotado de un talento descomunal”, dicen de él.

Dice que lleva bien la fama: “Cada vez que salgo, todos los días, me paran varias veces. No me incomoda. Es un poco raro, a veces, sobre todo cuando es fuera de España”. A las chica les cuesta reconocerles pero con los chicos es otra cosa y enseguida le gritan: “Eres el puto amo” y cosas así. Pero si está de fiesta en Ciudad Real “veo que lo comentan entre varias y quizá se acerca una, pero siempre tímidamente”.

Considera que “el sexo no es machista ni feminista, es sexo y ya está. Que al chico y a la chica le guste y disfruten”. “¿Qué cuidados requiere su herramienta de trabajo?”, le preguntan. Y responde: “Depilación, higiene y, cuando he tenido demasiadas escenas de seguido, un poco de crema cuando me dolía un poquillo”. Por el momento no la tiene asegurada, pero todo se andará.

No cree que esté pecando: “Sólo hago lo que la gente hace en su casa, pero delante de una cámara”. Creía que su atributo era normal, y lo sigue pensando, pero lo cierto es que sabe que de esta forma liga más. La política le interesa, pero lo justo, y el nombre de Jordi no le hace más catalán. Es solo un nombre de guerra que le puso su primer productor. “Hace unos días me escribió uno y me dijo que llevase el pasaporte cuando fuese a rodar a su país, Catalunya. Pues vale”. Así se toma Ángel la vida. Tímido pero con un gran atractivo.

COMPARTIR: