La Pregunta

La Pregunta


EDCM

¿Quiénes y por qué están recogiendo firmas para que les oigan en la Consejería de Educación?

El sindicato de Estudiantes de Toledo está apoyando las denuncias contra el Ministerio de Educación y la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha por la cancelación de los exámenes de acceso a la universidad debido a las medidas de confinamiento. Los alumnos del CEPA Isilus de Seseña (Toledo) emitieron un duro comunicado sobre el asunto y han iniciado una recogida de firmas de apoyo en Internet.

Pese a que los exámenes estaban programados para los días 21 y 22 de abril, "a día de hoy la administración no ha puesto ningún medio para solucionar esta situación ni nos ha dado ninguna información que nos sirva de ayuda", denunciaban en el comunicado del 28 de abril. La situación sigue siendo la misma.

Lamentan que lo "único que hemos obtenido por parte de la Consejería de Educación ha sido la habilitación de una plataforma online completamente ineficiente para poder llegar al examen con garantías de aprobar dado que el temario no se ha completado". Desde que comenzó el Estado de Alarma únicamente solo han recibido 4 clases online, de 40 minutos cada una. "Aunque teóricamente estas sesiones están destinadas a resolver nuestras dudas, es imposible atendernos a todos nosotros durante las mismas. Además, muchos de nuestros profesores se encuentran de baja y los que siguen trabajando están absolutamente desbordados, por lo que en muchas ocasiones nuestros correos y dudas quedan sin respuesta", señalan los afectados.

Asimismo se quejan de que la información que reciben de la administración "es nula". Sin embargo, temen que la solución de la autoridad educativa "sea juntar nuestros exámenes con los de Selectividad. Es decir, el gobierno nos habla cada día de la situación excepcional que vivimos, del peligro que supone una pandemia como esta, nos exige quedarnos en casa para evitar los contagios… ¡pero no tiene ningún reparo en que miles de estudiantes nos desplacemos masivamente hasta la Universidad para hacer un examen! ¡Es intolerable!".

En el caso de Seseña indican que la gran mayoría de personas inscritas en este curso "somos trabajadores que hacemos enormes esfuerzos por conciliar nuestra vida laboral, familiar y académica, sumando ahora el impacto psicológico que tiene el confinamiento y la pandemia".

Ante esta situación exigen "refuerzo del equipo docente, eliminación de esta prueba de acceso a la universidad, que se reconozca el derecho a la convocatoria extraordinaria y habilitación de todas las plazas necesarias en la universidad pública para estudiantes mayores de 25 años. 

Estos mismos estudiantes toledanos están recogiendo firmas en la plataforma Change.org "¡Por una evaluación justa en el acceso a universidad para mayores de 25 años!". El objetivo es recabar 200 firmas pero apenas llevan más de 150.

Compartir
Update CMP