12 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Quién en la región recupera con éxito la organización hundida que dejaron sus antecesores?

Algún día debería escribirse la escabrosa historia que obligó a liquidar la organización empresarial de Ceoe-Cepyme de Ciudad Real. Habría mucho que contar, además de lo que se ha conocido en los procesos judiciales, el cúmulo de errores y extraños manejos de la antigua directiva que terminaron convirtiendo esta patronal provincial en la única que se ha cerrado en España en los más cuarenta años de historia del asociacionismo empresarial en torno a la Ceoe. Las consecuencias de tan irresponsable gestión han sido tan letales que después de varios años los empresarios ciudadrealeños todavía se encuentran con grandes dificultades para sacar adelante la nueva federación en la que están representados en la actualidad: FECIR (Federación de Empresarios de Ciudad Real). Hay desconfianza desde dentro porque a las asociaciones sectoriales les supuso un durísimo golpe que todavía no han digerido completamente. Y hay desconfianza desde fuera porque, después de tanto desastre, todavía no se han podido reconstruir del todo los puentes establecidos con anterioridad al derrumbe con otras entidades e instituciones con las que las relaciones eran de plena colaboración. Por eso hace falta darle un empujón a la ayuda institucional que necesita FECIR para volver a funcionar con normalidad y a pleno rendimiento.

En eso está el equipo dirigente que encabeza Carlos Marín, un empresario de raza que lidera la organización de la patronal regional del transporte y que tiene representación también a nivel nacional en el sector. El esfuerzo que están haciendo por sacar adelante a FECIR es colosal, una vez superadas las trabas iniciales con Ceoe-Cepyme, y en consecuencia con Cecam, y tras demostrar que han consolidado la organización y que su presencia es imprescindible en el ámbito de la economía de Ciudad Real y de Castilla-La Mancha. Van paso a paso y evitando cualquier riesgo que pueda volver a poner en peligro el futuro de la entidad, sobre todo en relación con los planes de Formación, que fueron el origen de casi todos los problemas de Ceoe-Cepyme Ciudad Real. En estos momentos cuentan con más de 10.000 asociados, incluyendo a Asaja, y todo apunta a que no dejarán de crecer en los próximos años.

El próximo 24 de noviembre FECIR celebrará la gala anual de entrega de premios, en la que serán homenajeados los cuerpos de seguridad de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. Además se rendirá homenaje a las ocho asociaciones empresariales  de la provincia que han cumplido cuarenta años de vida. Será un punto de encuentro de la sociedad con los empresarios ciudadrealeños y buen momento para hacer balance de la gestión de este equipo directivo que capitanea Carlos Marín cuyo único empeño es afianzar una organización cuya presencia y actividad es más necesaria que nunca.

COMPARTIR: