La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Qué potente empresa ha homenajeado a un eficaz funcionario de la región?

El pasado viernes, y organizado por Felix Solís, se brindó un emotivo homenaje a Alipio Lara por su jubilación. Alipio, químico de estudios y con una dilatada carrera en la administración de más de 40 años, muchos de ellos como director del Laboratorio de Análisis de la Enológica de Alcázar de San Juan, y posteriormente director del IVICAM de Castilla La Mancha, ha llegado a la jubilación y la firma Felix Solís ha reunido a un grupo de empresarios y amigos del homenajeado para rendirle un “más que merecido acto de reconocimiento”, según ha expresado la empresa en una nota de prensa.

No es habitual que una empresa organice un acto de este tipo en homenaje a un funcionario público. Pero la figura de Alipio Lara se ha destacado durante todos estos años como clave en el desarrollo del sector vitivinícola regional, en el que Castilla-La Mancha ha dado pasos de gigante. Su eficaz labor y su singular personalidad han contribuido a hacerle merecedor de este reconocimiento.

Quizá por ello se ha implicado muy directamente en el homenaje el propio Felix Solís, que le dedicó a Alipio unas palabras muy emotivas al comienzo del acto, en las que desglosó un profundo agradecimiento por parte del sector “por su dedicación, ayuda y servicio al sector del vino durante el largo periodo que estuvo en él, tanto de director de la enológica como del IVICAM”.

Alipio Lara, visiblemente emocionado y con su oratoria característica, hizo un breve pero profundo recorrido por lo que ha sido su trayectoria profesional, desde ese primer día que con la bata blanca bajo el brazo salió de su casa, recién terminada su carrera, hacia el laboratorio oficial, con el consejo de su padre, diciéndole que “trabajas para los demás”, premisa que le ha acompañado durante toda su vida, dijo. En sus palabras de agradecimiento hizo una visión de su trayectoria, que es la misma que, bajo su mirada, ha tenido el sector del vino en los últimos cuarenta años en Castilla la Mancha. “Un cambio, una revolución más que cambio, ya que no tiene nada que ver lo que eran bodegas y vino hace cuarenta años, de lo que son ahora”.

Felix Solís le hizo entrega de una placa conmemorativa acompañada de un reconocimiento general por los aplausos que le ofrecieron los asistentes al homenajeado.

No faltaron luego palabras de algunos compañeros de Alipio, que hicieron un recorrido por los diferentes puestos que ha tenido a lo largo de su vida profesional. El acto, celebrado en la sede social de la firma vitivinícola de Felix Solís, concluyó con una comida de amistad con amigos y conocidos de Alipio Lara.

COMPARTIR: