La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Quién insinúa que entre Bono y su exmujer podría haber una reconciliación amorosa?

El expresidente de Castilla-La Mancha, José Bono, mantiene una magnífica relación con su exmujer, Ana Rodríguez, hasta el punto de que se ven a menudo, celebran comidas familiares e incluso viajan juntos al extranjero con sus hijos. En eso parecen demostrar un talante moderno y conciliador del que muchas parejas rotas no pueden presumir. Ejemplo de esta buena relación entre Bono y la madre de sus cuatro hijos es el almuerzo que han mantenido estos días en un restaurante de los más clásicos de la hostelería madrileña: Casa Lucio, en el céntrico barrio de La Latina.

Ha sido Vanitatis la revista digital que ha ofrecido imágenes exclusivas del momento en el que José Bono y Ana Rodríguez, acompañados por su hijo José, estuvieron en Casa Lucio comiendo con un nutrido grupo de amigos. Según la revista de El Confidencial, “la comida de los tres en este mítico local situado en el madrileño barrio de La Latina demuestra que mantienen una excelente y saludable relación pese a los años que llevan separados”.

Los tres llegaron hasta el restaurante por su propio pie, cuenta la publicación, después de que el chófer les dejase en una zona cercana. Y los tres disfrutaron de la gastronomía y el ambiente acogedor de Casa Lucio hasta bien entrada la tarde.

Pero Vanitatis van más allá partiendo de que “la magnífica relación que mantienen José Bono y Ana Rodríguez no es ninguna novedad, ya que, a lo largo de los últimos años, ambos han hecho viajes familiares en compañía de sus hijos y de sus nietos, demostrando que el clan está por encima de cualquier inconveniente que hayan podido tener en el pasado”. Llegados a este punto empiezan las especulaciones: “Tan bien se llevan, de hecho, que hay quien dice que podría surgir una reconciliación amorosa, especialmente ahora que ella está soltera y no tiene pareja. Sin embargo, ellos siempre han zanjado los rumores en más de una ocasión asegurando que, simplemente, se llevan `muy bien´".

La mejor prueba de ello, rematan, “fue esta comida y un agradable paseo por el centro de Madrid durante el que se les pudo ver conversando y se intuía una gran complicidad”. 

COMPARTIR: