20 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
La Pregunta

La Pregunta

EDCM

¿Qué pensionista de 63 años encabeza la lista de un partido que llega por primera vez a la región?

2019/10/15/122584_jose.antonio.macia.gomez.hellin.jpg
José Antonio Maciá

En las próximas elecciones Generales del 10 de Noviembre se presenta un nuevo partido político en las provincias de Albacete y Guadalajara. Se trata del Partido Demócrata Social ce Jubilados Europeos, el “yayopartido”, como ya se le conoce popularmente. Estas nuevas candidaturas que se presentan por primera vez en las dos provincias castellano-manchegas, además de algunas otras circunscripciones de distintos puntos de España, están, única y exclusivamente, “volcadas en la lucha por la subida de las pensiones de acuerdo al IPC y por ley, blindarlas en la Constitución, derogar el copago farmacéutico a las pensiones más bajas, no cargar el IRPF a las pensiones de menos de 18.000€ o que una vez que se enviuda al cónyuge le quede el 100% de la paga”, entre otras muchas cosas..

Este partido busca “que los millones de pensionistas que somos en España tengamos representación en el Congreso de los Diputados y no estar al albur de los dirigentes de turno; la utilización de las pensiones es algo recurrente por todos los partidos cuando se acercan las elecciones y es por ello que esta vez nos presentamos como partido político. El tener representación en el Congreso supone no estar a expensas de lo que hagan los demás si no el formar parte de ello y poder ser oídos por todos”, según José Antonio Maciá Gómez, el cabeza de lista del “yayopartido” por Albacete.

Maciá es un pensionista de Hellín de 63 años y se presenta “con ánimo de conseguir estar en el Congreso representando a los albaceteños y haciendo oír la voz de los pensionistas”.

Quizá no tenga posibilidades de salir elegido, pero ahí está representando a un partido que quiere acabar con muchos de los gastos de las administraciones, eliminar los cargos de confianza de los políticos o reducir el número de diputados y senadores, además de las reivindicaciones propias de este amplio colectivo social.

COMPARTIR: